CLASES

KIDS

 
 

Domingo 1 de Agosto
“¡Que todo lo que respira cante alabanzas al Señor!”.
Salmos 150:6a (Nueva Traducción Viviente)
¡Tengo una nariz hermosa!
Marcos 5:21-24 y 35-43
 
Durante todo este mes especial para los niños daremos gracias a Dios por nuestro
cuerpo. Nadie debe hacerte dudar que eres especial tesoro y creación de Dios. Hoy,
cada uno daremos gracias a Dios por nuestra nariz y nos concentraremos en la
importancia de ser agradecidos por la capacidad para respirar y oler. Conoceremos
un milagro que Jesús hizo acerca de este órgano tan vital para nosotros.

Valor: Cada parte de mi cuerpo es valiosa.

Karina Luján

1- Respirar es igual a vivir:

Estamos en contexto de pandemia donde este bien tan preciado -como es respirar-
es algo que no todos pueden tener. La Covid 19 afecta esta función y aquellos que
se infectan lo primero que notan es la falta de olfato y luego la pérdida del gusto.
Dos cosas a las que estamos tan acostumbrados y por las que rara vez
agradecemos. Damos por sentado el respirar, pero ¿cuántas veces somos
agradecidos por el aire que recibimos? ¿Cuántas veces le agradeciste a Dios por
poder disfrutar de esa comida tan rica, oler los perfumes, etc.?
Una parte del cuerpo es la nariz, con ella tenemos acceso a los aromas, los
perfumes y los olores. Respirar llena nuestra nariz y nuestros pulmones no solo de
aire sino de la misma presencia de Dios, del soplo del Altísimo. Cada día Dios
sopla de Su aliento en nosotros para que podamos respirar. Tener el soplo de Dios
sobre nuestras vidas implica “vivir”.
El salmo dice que “todo lo que respira, alabe a Jehová”. Es decir que todos los que
estamos vivos alabemos al Señor.

2- Seamos agradecidos:

Hoy más que nunca debemos dar gracias a Dios por poder respirar, oler y disfrutar
los aromas: ¡vivir!
Muchas veces el enemigo tuerce nuestra mirada para que miremos que nuestra
nariz es fea, que otros u otras la tienen más linda y la nuestra es muy larga o corta,
muy puntiaguda o gruesa… ¡y nos hace perder de vista que a través de ella
podemos respirar! y ¡disfrutar de la vida que Dios nos ha dado! Estamos en
contacto con la vida a través de ella. Quien no respira no vive.
La niña del pasaje bíblico había perdido la vida, ya no iba a poder disfrutar,
necesitó un milagro, que Jesús la vuelva a la vida. Estaba muerta, había dejado de
respirar.
¿Qué te parece si hacemos este ejercicio?
Parate bien firme y tomá mucho aire por la nariz hasta que tus pulmones se llenen
y se llenen de ese aire… intentá disfrutar de esto, de percibir los aromas del
ambiente, si estás en el patio de los olores del jardín… disfruta de ese aire en la
nariz, eso dice ¡que estás vivo!
[Maestro: Tome tiempo para ministrar si alguien tiene complejos por su nariz, si se
han burlado de ellos. Ministrar si hay falta de olfato, si quedaron con secuelas ellos
o familiares].
Actividad: Ayuda a Jairo a llegar a Jesús.


 

https://3.bp.blogspot.com/-jGJIGO0Snm0/Ti2_8htl-HI/AAAAAAAAACk/8ZYea-MPAZA/s1600/La+hija+de+Jairo4.jpg

Querido Dios: Gracias porque me creaste y me regalaste una nariz para respirar, Te amo, Jesús. Amén.

Domingo 8 de Agosto

“Los ojos para ver… son regalos del Señor”. 

Proverbios 20:12  (Nueva Traducción Viviente)

¡Tengo unos ojos hermosos!

Lucas 18:35-43

Seguimos dando gracias a Dios por cada parte de nuestro cuerpo: hoy les toca a nuestros ojos. Veremos la historia de un hombre que, aunque los tenía, no podía ver. También Dios quiere enseñarnos acerca de la visión espiritual. Hoy aprenderemos de esto y recibiremos luz para nuestras vidas.

Valor: La Palabra me dice que soy especial e importante para Dios.

Karina Luján

 

1- No tener visión distorsiona nuestra realidad:

El ciego del pasaje bíblico tenía una realidad distorsionada de la realidad. 

No poder usar nuestros ojos para ver a nuestro alrededor a las personas, los paisajes, los colores y las cosas buenas que Dios ha creado, realmente nos limita y limita nuestra realidad.  

Este hombre podía escuchar voces, o lo que pasaba a su alrededor, pero sin poder tener la imagen de lo que pasaba. Es como si quisiéramos entender una película sin poder ver las imágenes. Lo que podemos entender de eso es limitado, chiquito, no nos da un panorama amplio, sino todo lo contrario.  

Así es nuestra vida cuando nuestros ojos están cegados, tapados o en tinieblas espirituales. 

Si alguna vez jugaste al gallito ciego sabés qué feo es tener los ojos en oscuridad o la visión tapada o cubierta. Te chocás todo, te lastimás y/o no encontrás nada. 

Así estamos cuando nuestros ojos naturales están ciegos. Algo similar ocurre con los ojos espirituales, hay cosas que los afectan y distorsionan la vida. 

2- ¿Qué cosas afectan nuestros ojos espirituales? 

Lo que mirás. 

¿Qué miras en la tele, en Internet? ¿Qué clase de pelis, series, hay violencia, desnudez? 

¿A qué páginas de la Web entrás o si tenés redes sociales qué posteos mirás, seguís, comentás? ¿Qué mirás cuando estás solo? ¿Es apropiado para tu edad eso que estás mirando?

Cuando tus ojos naturales están mirando cosas que no son buenas:

  • Tus emociones se ven afectadas: sos propenso a la tristeza, a la depresión, a la soledad, a la ira, al enojo, al fastidio, al pánico, terrores nocturnos, pesadillas, etc.   

  • Tus pensamientos se ensucian: vienen imágenes incorrectas, de desnudez o de maldad. 

  • Tus conductas cambian: hay violencia, comportamientos inapropiados, rebeldía, malas contestaciones, deshonra a los padres, a los pastores, a los líderes, burlas, etc.  

Si esta es tu condición necesitas que tus ojos sean lavados por la sangre de Jesús. 

Cuando le damos acceso a estas cosas a través de nuestros ojos ¡estamos pecando! Estamos yendo en contra de la Palabra: nuestro cuerpo (en este caso, los ojos son un órgano del cuerpo) es templo, casa del Espíritu Santo y nuestro deber es cuidarlo. 

Muchas de las reacciones que tenés o de las palabras que utilizas no son adecuadas, te comportas de mala manera, o quizás estás teniendo sueños feos o pesadillas, y te ves haciendo cosas que jamás harías sin entender por qué… tal vez la respuesta está en lo que estás mirando. ¿Dónde estás colocando tus ojos? 

Hagamos un pequeño ejercicio: 

Quiero que pienses por un instante en eso que mirás a diario, ya sean dibujos animados, series, películas, videos, post en las redes, memes, etc… ¡Todo eso que mirás cuando estás a solas o con tus amigos o en red! ¿Podrías seguir mirándolo delante de tus papás, de tus pastores y líderes? Si tu respuesta es ¡sí! ¡Felicitaciones! Si tu respuesta es: ¡Emm…, no!, y te pusiste colorado, ¡necesitás cambiar! Santificar tus ojos. 

Elegí santificar tus ojos. Santificás tus ojos escogiendo lo correcto, eligiendo lo bueno, lo puro y lo que le agrada a Dios. 

Cuida que tus ojos no se contaminen con lo inapropiado. ¡Todo esto proviene del enemigo, el diablo! Y lo único que hace el enemigo es ensuciar nuestros ojos. 

 

[Maestro: Tome tiempo para ministrar a las necesidades de la vista: miopía, astigmatismo, visión doble, ojo desviado, presión, glaucoma, ya sea en los niños o familiares]. 

 

Actividad: Coloca en orden la historia y pinta con hermosos colores.

https://covchurch.org/wp-content/uploads/sites/45/2010/12/a217.pdf (hoja 5)

https://edithandedwardlara.com/sopa-pdf/lucas_18_sopa_de_letras.pdf

 

Jesús: Te doy gracias por mis ojos y porque me ayudas a ver todo lo que me rodea. Amén.

 

Domingo 15 de agosto

“Todo lo que él hace es maravilloso”.

Marcos 7:37a (Nueva Traducción Viviente)

¡Tengo unas orejas y boca hermosas!

Marcos 7:31-31

Jesús sanó a un hombre que era sordo y mudo. Lo hizo para mostrar Su poder, pero también para demostrar que Él se interesa por todas nuestras necesidades y valora nuestro cuerpo. Muchas cosas importantes hacemos con nuestras orejas y bocas, hoy lo aprenderemos.

Valor: Estaré atento a todo lo que Jesús me dice y lo contaré.

Karina Luján

 

1- Escucho bien:

Gozar de una buena audición nos permitirá escuchar hablar de la persona más importante en nuestra vida: Jesús. 

La Biblia cuenta el relato de una mujer que por cierto eligió escuchar correctamente: la mujer que tenía hemorragia de sangre. Esta mujer había perdido todo lo que tenía en manos de los médicos y le iba peor, pero un día “cuando oyó hablar de Jesús” (Marcos 5:27 a) todo cambió. 

Esa decisión de usar sus oídos para escuchar lo correcto modificó su vida de enfermedad (hacía 12 años que la padecía) para obtener ¡el milagro que necesitaba! 

Vos y yo podemos elegir escuchar lo que todos hablan (muerte, desolación, desesperación, enfermedad, covid 19, crisis) o escoger oír acerca de Jesús, de Su Palabra, de Sus bondades y milagros. 

Esa decisión le permitió a esta mujer ser libre de esa enfermedad. 

Hagamos un ejercicio:

Poné tus manos en los oídos y decí conmigo: “Jesús quiero aprender a escucharte a Vos, que mis oídos siempre se dispongan a oír Tu voz”. 

De alguna manera, eso que oímos se convierte en una semilla que produce en nuestro corazón fe o temor, se crea una imagen mental aun de eso que escuchamos, si no probemos este ejercicio. Si te hablo de los elefantes rosados y te cuento que son cientos de elefantes rosados y ahora mismo te pregunto qué imagen tenés en tu cabeza, me vas a decir: “cientos de elefantes rosados”. ¿O no? 

Si continuamente escuchamos hablar de milagros, de sanidades, de prodigios, de bendiciones, testimonios, las imágenes que estén en nuestra mente serán esas: sanidades, milagros, prodigios, y nuestro corazón estará lleno de ¡fe!  Si elegimos oír lo negativo, las imágenes que ocuparán nuestra mente serán negativas y nuestro corazón estará lleno de temor. 

Si escuchás lo bueno, tu mente se llenará de lo bueno y tu corazón se llenará de fe y… ¡hablará de fe!

Romanos 10:17 dice: “Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo”.

2- Hablo bien:

Si escucho bien, hablo bien. 

Mateo 12:34 b “Porque de la abundancia del corazón habla la boca”. Un corazón lleno de fe se traduce en palabras llenas de fe. 

Romanos 4:17 “y llama las cosas que no son, como si fuesen”. Nuestros labios tienen la capacidad de ser llenos con palabras de amor, de bondad, de fe, de esperanza, de confianza, de milagros o ser usados por el enemigo para traer temor, desesperanza, desolación, enfermedad. 

Hagamos un ejercicio: 

Poné tus manos sobre tu boca y decí: “Jesús, que Tus palabras estén de continuo en mi boca para que mi boca proclame Tus maravillas y salvación”. 

Que podamos santificar nuestros oídos y nuestra boca para que a través de ellos proclamemos salvación, sanidad u milagros. Ahora vamos a tomar un tiempo para orar por nuestros oídos y los de nuestros seres queridos: si no tienes/n audición correcta, si siente/n ruidos, si te/les supuran los oídos, o tienes/n tumores o carnes crecidas vamos a declarar un milagro.

 

Actividad: Ubico las palabras en la grilla y remarco la palabra que se forma en el centro (Respuesta: colocar esta frase al pie de página Escuchar y Dialogar)

https://sermons4kids.com/es/jesus_heals_a_deaf_man_esp_decoder?fromSermonId=948

https://sermons4kids.com/es/jesus_heals_a_deaf_man_esp_coloring_page?fromSermonId=948

 

Señor: Gracias por amarme de tal manera que valoras cada parte de mi cuerpo, oiré Tu Palabra y la contaré a todos. Amén.


 

Domingo 22 de Agosto

“Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo”.

Salmos 139:13a (Nueva Traducción Viviente)

¡Mis manos son hermosas!

Marcos 3:1-7

 

Jesús piensa siempre en nosotros. Nuestras manos son importantes, con ellas tomamos y creamos diferentes cosas; con ellas saludamos; con ellas damos caricias, aunque en este tiempo lo hacemos con precaución. La Biblia nos habla de un hombre que tenía un problema en su mano y Jesús lo sanó.

Valor: Con mis manos bendigo a mi familia. 

Karina Luján

1- Manos que bendicen:

Nuestras manos han sido creadas para bendecir, amar, crear, sostener y ser instrumentos útiles. 

¿Qué actividades podemos hacer con las manos? (mencionar algunas). 

Tus manos y mis manos tienen muchas capacidades, entre ellas las de acariciar, tocar, palpar, tomar objetos y manipularlos. Crear. Dar forma. Instrumentar. 

Con mis manos puedo alabar, tocar un instrumento, escribir, pintar, jugar… 

Con mis manos puedo bendecir o hacer lo indebido. 

Nuestras manos deben dar gloria a Dios. 

Hagamos este ejercicio: 

¿Qué actividades que honran a Dios hacés con tus manos? Y, ¿qué actividades que no agradan a Dios deberías dejar de hacer? (pegar, lastimar, robar, romper, etc.). 

Con las mismas manos que amás y bendecís no podés deshonrar o lastimar. 

Que hoy tomes la decisión de consagrar tus manos como instrumentos para Dios. 

2- Manos milagrosas: 

Ciertamente las manos de Jesús hacían milagros, todo lo que Él tocaba era sanado, restaurado, liberado, traía bienestar. Y eso bueno ocurría cuando Jesús posaba Sus manos sobre las personas. 

Salmos 139: 5 b “Y sobre mí pusiste tu mano”.

Marcos 10:16 “Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía”.

Lucas 13:13 “Y puso las manos sobre ella, y al instante se enderezó y glorificaba a Dios”.

Marcos 6:5 b “sólo sanó a unos pocos enfermos sobre los cuales puso sus manos”.

Marcos 16:18 última parte “sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”.

¡Qué hermoso es saber que nuestras manos también producirán bendición!

Que hoy consagremos a Dios nuestras manos. Vamos a orar por los que tienen nódulos en las manos u otros problemas en los huesos de la mano, ecsemas, sequedades, huesos quebrados. Le pediremos al Señor que obre milagros y restauración en nuestras manos y las de nuestros seres queridos.

 

Actividad: Escribo V o F según lo que aprendí hoy

  1. Jesús sanó en un día normal

  2. Los escribas y fariseos no acusaron a Jesús

  3. Jesús le dijo: levántate y ponte en medio

  4. Guarda tu mano, le dijo Jesús

  5. Los fariseos estaban contentos

  6. Extendió la mano y fue sanado

Señor: Hoy te doy gracias por mis manos porque son un canal de bendición para todos a mi alrededor. Amén. 



 

Domingo 29 de agosto

“Qué hermoso es ver … los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae buenas noticias, que anuncia salvación”.

Isaías 52:7a  (Palabra de Dios Para Todos)

¡Mis piernas y mis pies son hermosos!

Juan 5:1-15

Dios es el que nos da la fuerza para hacer todo lo que hacemos. El Señor creó nuestras piernas y pies para movernos, saltar y caminar, y también con el propósito de llevar y correr con el mensaje de salvación.

 

Valor: Me convierto en una persona que lleva el mensaje de salvación. 

Karina Luján

 

1- Piernas fuertes:

Así como las columnas de un edificio son importantes porque sostienen y soportan todo el peso del mismo, del mismo modo nuestras piernas sostienen nuestro cuerpo, el templo del Espíritu Santo. 

Necesitamos piernas fuertes y saludables para que soporten todo el peso de nuestro cuerpo y que ellas nos permitan avanzar, caminar, saltar, jugar, bailar y hacer deportes. Agradar a Dios con las destrezas. 

¿Qué actividades deportivas son las que más te gustan hacer con tus piernas? Meter goles, saltar la soga, jugar al básquet, correr carreras… 

Todas ellas las podés realizar si tus piernas están en el estado correcto y saludable. 

¿Qué ejercicios podemos hacer para fortalecer las piernas? Elongar, hacer aeróbic, caminata, bicicleta, natación, etc. 

Fortalecer nuestras piernas nos permitirá disfrutar de los movimientos, las competencias, los deportes, los hobbies y todo aquello que nos guste hacer. 

Si nuestras piernas están fuertes podremos caminar, avanzar, correr en los propósitos de Dios. 

 

2- ¿A dónde me llevan mis pies?

“Qué hermosos son, sobre los montes, los pies del que trae buenas nuevas; del que proclama la paz, del que anuncia buenas noticias, del que proclama la salvación, del que dice a Sión: «Tu Dios reina»!” (Isaías 52:7 – Nueva Versión Internacional).

Si las piernas sostienen y nos permiten los movimientos, los pies son los que nos conducen a destino. 

La Biblia menciona la belleza de los pies que se encargan de llevar el mensaje de Jesús, de transportar las buenas noticias. 

Los pies de Jesús caminaron tierras, ciudades, pueblos y aldeas con el fin de anunciar las buenas noticias de salvación. 

¿Para qué usas tus pies? ¿A dónde los llevas, a qué lugares? ¿Son lugares buenos, justos o son lugares a los que Jesús no iría? 

Tus pies pueden ser instrumentos para llevar un mensaje de Dios. 

Vamos a orar también si tienes problemas en los huesos, piernas más cortas, fracturas, sobrehuesos, problemas para caminar, pies planos, várices, ya sea en nosotros o en nuestros seres queridos. 

 

Actividad: Pongo en orden la palabra y completo las oraciones

  1. En ……….. había un ………. llamado Betesda  (lénsaruJe, tanquees)

  2. Lo que Jesús hizo estaba ………. el día de reposo. (dobihipro)

  3. Jesús le dijo: ¿………. ser sano? (eresqui)

  4. Jesús sanó a un ……….. (rapatilíco)

  5. El ………… de tiempo en tiempo agitaba el estanque (gelán)

  6. El paralitico estaba en esa ………. desde hace 38 años (dicióncon)

 

Más actividades:

https://kids.bcc.media/wp-content/uploads/2020/12/BIHE_E04_coloring.pdf

https://edithandedwardlara.com/sopa-pdf/juan_5_sopa_de_letras.pdf

 

Señor: Te agradezco porque guardas mis piernas y pies para que siempre caminen en Tus caminos. Confío que me libras de todo mal. Amén. 

 
 
 
Screen Shot 2021-07-26 at 19.00.49.png
Screen Shot 2021-07-26 at 19.02.54.png
Screen Shot 2021-07-26 at 19.09.29.png
Screen Shot 2021-07-26 at 19.13.05.png
Screen Shot 2021-07-26 at 19.15.53.png
Screen Shot 2021-07-26 at 19.16.36.png