CLASES

KIDS

 
 

Domingo 2 de Mayo

“Tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y… estar firmes”.

Efesios 6:13 (Reina Valera 1960)

Armados y listos para la batalla

Efesios 6:18-20; Santiago 5:13-20

Durante estas semanas hemos aprendido cada parte de la armadura. Para que esta armadura funcione correctamente lo más importante es aprender el poder de la oración. Orar es hablar con Dios y es el arma más poderosa que tenemos para defendernos y luchar en contra del enemigo de Dios que también es nuestro enemigo: el diablo. Los resultados que tendremos de la oración es que recibiremos más de lo que nos podemos imaginar. Hoy conoceremos de ese poder. 

 

Valor: La oración me acerca a Dios y me prepara para la batalla diaria.       

                                                                                        Karina Luján

Desarrollo:

1- Orar es hablar con Dios:

Así como hablamos con nuestros amigos o familiares y conversamos sobre diferentes situaciones, la oración también es una conversación con el Señor. A través de ella podemos contarle a Él nuestras necesidades, aflicciones, dolores, inquietudes y todo absolutamente todo lo que nos suceda. La oración es esa arma poderosa que libera y activa todo el poder de Dios. 

2- Cuando oramos, Dios nos escucha

2 Crónicas 7:14 “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

Dios está dispuesto a oír nuestra oración, pedidos, súplicas, y respondernos.  Debemos ser constantes en la oración y no abandonar o desistir. 

Romanos 12:12 “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración”.

 

3- ¿Por qué cosas orar?

Santiago 5:13-20- Motivos: aflicción, alegría, enfermedad, equivocaciones, errores.

“¿Está alguno entre vosotros afligido? haga oración. ¿Está alguno alegre? cante salmos. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? llame á los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si estuviere en pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras faltas unos á otros, y rogad los unos por los otros, para que seáis sanos; la oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho. Elías era hombre sujeto á semejantes pasiones que nosotros, y rogó con oración que no lloviese, y no llovió sobre la tierra en tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto. Hermanos, si alguno de entre vosotros ha errado de la verdad, y alguno le convirtiere, Sepa que el que hubiere hecho convertir al pecador del error de su camino, salvará un alma de muerte, y cubrirá multitud de pecados”. Que hoy puedas aprender a contarle a Dios todo lo que necesites pedirle y saber que no solo hay poder, sino que hay respuestas. 

 

Querido Dios: Ayúdame a ponerme la armadura que Tú me dejaste para enfrentar al enemigo y salir victorioso de todos los problemas. En Tu nombre Jesús, amén.

Actividad: Encuentro la palabra que falta (miro en la Biblia la cita de hoy)

 

¿Está alguno entre vosotros ………? Haga……... ¿Está alguno …….? Cante a…….. ¿Está alguno ……… entre vosotros? Llame a los ………. de la iglesia, y …….. por él, u……… con aceite en el nombre del S……..Y la ……… de fe salvará al…………., y el Señor lo ………….; y si hubiere cometido pecados, le serán …………. Confesaos vuestras ……… unos a otros, y…….. unos por otros, para que seáis sanados. La ………….  ……… del justo puede mucho.





 

Domingo 9 de mayo

“El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios”. 

Romanos 8:16  (Nueva Versión Internacional)

Los regalos de Dios

Romanos 5:1,2; 8:1,2,15,16

 

¿A cuántos les gusta recibir regalos? Cuando le entregamos nuestra vida a Jesús, recibimos muchos regalos. El regalo más grande que recibimos es la salvación, estábamos alejados de Dios por nuestros pecados, pero Jesús al morir en una cruz por nosotros, nos dio el mejor regalo: la vida eterna. ¡¡Sin merecerlo recibimos muchos regalos!!

Valor: La Palabra me dice que soy un hijo muy amado por Dios.

                                                                                 Karina Luján

 

Desarrollo:

1- Un regalo es una muestra de amor

Cuando queremos a alguien, mamá, papá, abuelos, amigos, una de las maneras de demostrarles nuestro amor y cariño es a través de los regalos. Cuando llega el día de la madre pensamos en un regalito especial, nuestro amigo favorito cumple años y también buscamos algo especial para darle: porque lo amamos. Pensá en todas esas personas especiales a las que alguna vez les diste un regalo… lo hiciste justamente por amor, cariño y para honrarlo. 

 

2- El regalo de Dios

Dios nos amó tanto que pensó en darnos un regalo archi, mega, súper especial: la salvación. 

Romanos 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”.

Este regalo es especial porque no lo merecíamos, no hicimos nada bueno para conseguirlo, es más muchas veces nos comportamos mal con Dios, no le obedecemos, no lo tomamos en cuenta y sin embargo… Él sí piensa en nosotros. 

Su regalo de amor vino a través de la vida de Jesús. Jesús, siendo inocente, no teniendo maldad ni pecado dio su vida en rescate por cada uno de nosotros y de esa manera regaló su vida al mundo, a todo el que quiera recibir Su amor. 

1 Juan 4:8-10 “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”.

Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”.

 

Jesús: Te doy gracias por hacerme un hijo de Dios. No hay condenación para mí, recibo la paz. Amén.

 

Actividad: Ordeno las palabras y escribo el versículo dentro de esta caja para regalos

LE UTIRIPSE  OMSIM  EL  ARUGESA  A  ORTSEUN  UTIRIPSE   EUQ  SOMOS   SOJIH  ED  SIOD    Romanos 8:16

 

 


 

Domingo 16 de mayo

“Ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor”.

Romanos 8:39 (Nueva Versión Internacional)

El gran amor de Dios

Romanos 8:28-39

Hoy vamos a hablar acerca del gran amor de Dios. Veremos que nada de lo que pueda sucedernos puede separarnos de ese amor de Dios para con cada uno de nosotros.  Ese amor lo demostró al entregar la vida de Jesús, Su único Hijo. Nada de lo que puedas estar viviendo -afirma Su Palabra- te separará de Su amor.

Valor: Permaneceré unido a Jesús, seguiré fiel a Su amor.

Karina Luján 

 

Desarrollo:

1- El problema del ser humano: Efesios 3:17-19

“para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios”.

Lo que afecta al ser humano es no estar seguro de ser amado por Dios. Hoy muchos viven sentimientos de soledad, tristeza, crisis, desesperanza; la pandemia ha acentuado más estas cosas, esto crea un vacío y la gente empieza a buscar el amor en otras personas y cosas. 

Pero el día que Cristo llega a nuestro corazón y Su amor nos invade, nos sentimos amados y llenos por Él. No vamos a necesitar de otras cosas que nos hagan sentir completos o llenos, porque Su amor es grande, ancho, alto y lo cubre todo. ¿Podés imaginarlo, sentirlo? 

2- Dios nos ama independientemente de lo que somos o hacemos:

Dios nos amó seamos dignos o no, no nos puso ninguna condición, Él solo quiso amarnos y llenarnos de Su bondad sin importar como seamos. El evangelio, las buenas noticias, el mejor regalo es que Dios nos miró y en nuestro pecado Él decidió amarnos.  Nada ni nadie podía asegurarnos estar en Su presencia solo Su amor nos sacó de la esclavitud y la vida que teníamos. 

Pensá: Sin el amor de Dios, ¿dónde estarías?

3- Nada nos separará del amor de Dios: vs 35-39

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

La respuesta de Pablo es: “Veamos las posibilidades”.

  1. ¿Pueden separarnos de Su amor todos los problemas y los peligros de la vida?: “¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada?” (Romanos 8:35b). 

  1.  ¿Lo harán las tribulaciones? Eso significa las situaciones por las que tenemos que pasar a veces. 

  1. ¿Lo hará la persecución? la burla porque somos cristianos…

  1.  ¿Lo hará el hambre, la falta de comida o dinero? 

  1. ¿Lo hará la desnudez, o la falta de ropa? 

  1. ¿Lo hará el peligro, o la amenaza a nuestras vidas? 

  1. ¿Lo hará la espada (guerra, disturbios, revueltas)? 

“No”, Pablo dice, “en todas estas cosas somos más que vencedores”. 

  1. ¿Y qué de las fuerzas sobrenaturales?

  1.  ¿Y qué de las personas y el poder y los demonios y las fuerzas extrañas? “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro” (Romanos 8:38-39). 

  1. No queda nada de esa lista, ¿no es así? Pablo lo toma todo y dice que nada, ningún ser o fuerza, es capaz de separarnos del amor de Jesucristo nuestro Señor.

Lo maravilloso del amor de Dios es que en las luchas que tenemos todos los días, Su amor nos garantiza salir en victoria de todas ellas. Debemos de entender que Su amor nos quiere hacer más que vencedores. En todas las cosas que nos rodean, ninguna cosa que nos entristece nos puede separar del amor que nos dio Dios por medio de Jesús. Debemos refugiarnos en Su amor, Él nos quiere dar ese amor. 

Actividad: En cada oración según lo aprendido escribo V para lo verdadero y F para lo falso.

  1. A pesar de lo que haga bien o mal, Dios siempre me amará.

  2. Cuando me porto mal, Dios no me quiere.

  3. Si voy a la iglesia todos los días Dios me amará más.

  4. Obedezco a Dios porque lo amo y sé que me ama.

  5. No hay nada que pueda hacer para que Dios me ame más porque ya me ama de manera perfecta.

  6. Cuando algo feo pasa es porque Dios está enojado conmigo.

  7. Pase lo que pase, puedo saber que Dios me ama profundamente.

 

Señor: gracias por amarme de tal manera que entregaste a Jesús por mí. Hoy declaro que nada ni nadie me separa de Vos. Amén.




 

Domingo 23 de mayo

“En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios”.

1 Corintios 10:31 (Nueva Versión Internacional)

En Jesús somos sabios

1 Corintios 3:16-23; 6:12, 10:23-4,31

 

Hoy conoceremos un poco lo que el apóstol Pablo le escribió a una iglesia cuyo comportamiento no agradaba a Dios. Los enfrentó con sus pecados y los llamó a cambiar de actitud. Eso es lo que Dios quiere hacer hoy con nosotros: enseñarnos a que seamos sabios al tomar decisiones, que seamos hijos de Dios maduros para darnos cuenta de lo que es bueno, lo que es malo y encaminarnos hacia lo bueno que Él preparó para cada uno. Hoy aprenderemos cómo hacerlo. 

Valor: Me convierto en una persona que toma buenas decisiones. 

Karina Luján

 

Desarrollo:

1- No todas las cosas me convienen: 

1 Corintios 6:12 “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”.

Hay actitudes, actividades, comportamientos, cosas que hacemos que no son correctas ni agradan a Dios. Por ejemplo: mentir, desobedecer, portarnos mal, decir groserías, burlarnos, ¿qué otras se te ocurren? 

Pablo dice que tenemos la decisión de “elegir” y poder hacer esas cosas, pero sabiendo que “no todas ellas me convienen”. Aquellas actividades que deshonran a Dios, ciertamente lastiman su corazón. 

 

2- Sé sabio:

¿Quién nos da sabiduría? ¡Jesús! Cuando pasamos mucho tiempo con Él, escuchamos Su Palabra, sabemos cómo Él piensa, cómo actuaría y qué cosas lo alegran: podemos adquirir la inteligencia espiritual suficiente para darnos cuenta qué decisiones tomar. 

La sabiduría no cae del cielo, viene a nosotros por pasar tiempo de calidad con Jesús a través de los evangelios, por ejemplo. En cada uno de ellos observamos la vida de Jesús, Sus reacciones, Sus decisiones, Sus actividades, qué hacía y cómo vivía para agradar a Dios Padre. 

 

3- La decisión se toma ¡hoy!

No es tan difícil tomar la decisión. Si amás con todo tu corazón a Dios vas a buscar su alegría, que se contente con vos, que sienta felicidad cuando te vea, te escuche hablar, comportarse… 

¿Qué cosas hacés en tu vida personal que lastiman a Jesús? ¡No las hagas más!

Pablo diría “el que era ladrón no robe más” (Efesios 4:28)... 

Todo es cuestión de actitud, de querer ser sabios como Jesús y llevar la vida que Él llevó para honrar a Dios. 

Señor: Hoy tomo la decisión de ser una persona sabia. Con Tu ayuda tomaré las mejores decisiones para mi bien. Amén. 

 

Actividad: Pienso en las consecuencias de estas acciones y las escribo

  1. Comer golosinas todos los días:

  2. Jugar todo el día en la compu o celu:

  3. Mirar películas para adultos:

  4. Contar chistes con doble intención:

  5. Hacer bromas pesadas:

  6. Burlarme de mis compañeros:

  7. Juntarme con chicos violentos:

  8. Tirar papeles al piso:

 

 


 

Domingo 30 de mayo

“Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad”.

2 Corintios 12:9a  (Nueva Versión Internacional)

En Jesús somos fuertes

2 Corintios 11:18-31

 

Dios es el que nos da la fuerza para hacer todo lo que hacemos. Cada uno tenemos debilidades personales, cosas que quizás no queremos que otros sepan de nosotros. Pero Dios desea que reconozcamos esas debilidades para que podamos recibir esa fuerza que viene solo de Él para enfrentar situaciones difíciles. Hoy recibirás ese poder para tu vida y aun para ayudar a todos tus amiguitos.

Valor: Me convierto en una persona fuerte en Dios. 

Karina Luján

 

Desarrollo:

1- Las fuerzas de Pablo venían de su amor por Jesús: vs 24-28

El apóstol amaba tanto a Jesús y estaba tan agradecido por Su amor, la salvación y todo lo que Cristo había hecho (leer Hechos 9) y le había encomendado hacer que no le importó sufrir o pasarla mal por esta causa.  Pablo fue capaz de soportar sufrimientos y privaciones por causa de Su amor a Jesucristo. 

 

2- Sus padecimientos y dolores:

“De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias”.

Expresó mejor que nadie los efectos del dolor en la vida cristiana:

-Azotado 5 veces

-3 veces con varas

-Apedreado

-3 veces en naufragios

-En peligros en caminos y en ríos

-En peligros de ladrones

-En peligros de su nación

-En peligros de los gentiles

-En peligros de la ciudad, del desierto, en el mar, entre los falsos hermanos… etc.

 

3- Su enseñanza: una actitud de fortaleza y de crecimiento

Todo lo que el apóstol padeció no lo apartó de Dios, sino que lo unió más a Jesús y a Su propósito. Recibía las fuerzas directamente de Dios y de esa manera ayudó a otros. Su vida es un ejemplo. 

Romanos 5:3-8: 

"nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza; y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado. Porque mientras aún éramos incapaces de salvarnos, a su tiempo Cristo murió por los impíos. Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros".

Ese amor de Jesús es el que te hace fuerte para que también puedas ayudar a otros. 

Señor: Hoy decido ser fuerte en Jesús para mi bien y para poder ayudar a otros a encontrar esa fuerza divina. Amén. 

 

Actividad:  Coloca al lado de estas palabras lo que sientes al respecto y debajo escribe la promesa de Dios con la ayuda de un adulto.

Angustia; ………………………………… Dolor: ……………………………..

Debilidades: ………………………….. No soporto: …………………………..

Preocupación: ………………………. Dolor: ……………………………….