CLASES

KIDS

 
 

Domingo 6 de diciembre 

Héroes de la fe de la primera Navidad: Zacarías y Elizabeth 

“La oración del justo es muy poderosa y efectiva”. Santiago 5:16b (Reina Valera Contemporánea) 

Lucas 1:5-25, 39-45, 57-80 

¿Quién es un héroe? Un héroe es alguien valiente, audaz y compasivo. Hay héroes y heroínas en la Biblia de los cuales aprendemos mucho. Este mes hablaremos de todos los héroes de esta fecha tan especial que es la Navidad donde recordamos el nacimiento de Jesús, el regalo de Dios al mundo.  

Nuestros héroes: Zacarías y Elizabeth. Su hazaña heroica: oraron por un hijo.  

Puede ser que orar por un hijo no suene muy heroico, pero hoy descubrirás por qué decimos esto. 

¡Vos podes ser un héroe! Cuando vivís una vida de fe en Dios como lo hicieron Zacarías y Elizabeth.  

 

Desarrollo: 

¿Sabías qué…?  

El nombre Zacarías significa "Dios recuerda" y Elisabet, "Su juramento". Uniendo los términos podemos armar la frase "Dios recuerda su juramento". ¡Dios iba a recordar ese juramento! 

Las Escrituras dicen que tanto Zacarías como Elisabet eran justos (vs 6), esto significa que los dos hacían el bien ante los ojos de Dios, cumpliendo sin falta las leyes y los mandatos del Señor, se esforzaban por hacer lo recto y lo correcto pero... ¡no tenían hijos! (vs 7) . 

La Palabra menciona dos aspectos: Elisabet era estéril, y ambos eran ya de edad avanzada.  

No tener hijos era una desgracia para una mujer hebrea, este era el triste caso de Elisabet pero no sería esto un impedimento para que ellos confíen en Dios y le sirvan con pasión y amor. De hecho Zacarías servía en el templo.  

 

Un día algo ocurrió: (vs 8-12) 

Mientras Zacarías estaba ejerciendo su servicio en el altar que era el momento del sacrificio de la tarde, y en esta parte de la ceremonia, él colocaba el incienso sobre el altar, algo ocurrió.  

¡Qué importante esto que muestra la Palabra! Zacarías no menguó ni dejó de servir a Dios, su servicio seguía intacto y en el momento menos esperado el enviado por Dios llegó a su vida mientras él estaba sirviendo.  

Lo mismo tenemos que hacer nosotros, servir a Dios, no importa la situación o la petición, mientras nosotros nos ocupamos de las cosas de Dios Él se ocupa de darnos lo que le pedimos.  

En el caso de Zacarías el ángel llegó con la promesa de ese hijo que tanto anhelaba.  

Pero el relato sigue, de repente apareció un ángel. ¡Guau! Si alguna vez vieses un ángel, ¿Qué harías? ¿Tu reacción sería la misma que la de aquel hombre? ¿Quedarías sobrecogido. paralizado por el temor?  

El ángel que se le apareció a Zacarías no fue una figura romántica, o un bebé desnudo con alas. Este ángel era una gloriosa, temerosa, e increíble criatura. Como la mayoría de los ángeles en la Biblia, lo primero que este ángel tiene que decir a su contacto humano es: no temas. 

Dice el versículo 13: 

"Pero el ángel le dijo: Zacarías, no Temas, porque tu oración ha sido oída y tu mujer Elisabet dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Juan". 

Acá podemos ver que Dios no se olvida de las oraciones que nosotros hacemos aunque muchas veces nosotros sí nos olvidemos.  

Zacarías no tenía idea que Dios iba a responder al deseo de su corazón. Probablemente había renunciado completamente a la idea de ser padre, era una esperanza que fue renunciada durante años de decepción. Pero Dios no había renunciado a la idea, a pesar de que Zacarías y Elisabet lo habían hecho. 

¡Qué increíble lo ocurrido! es hermoso ver y saber que cuando le servimos, le creemos y esperamos en Dios Él se encarga de concedernos los deseos del corazón.  

¡Había valido la pena confiar en Dios, servirle, creerle!  

Ellos pusieron su esperanza en Dios y tenían la certeza que se cumpliría en ellos Su voluntad.  

Un tiempo nuevo vendría, la promesa esperada estaba siendo dada a luz, estos héroes de la fe habían puesto todas sus esperanzas en Él y no se apartaron de Sus caminos.  

Vos y yo también podemos ser héroes de la fe y depositar nuestras peticiones en el Señor y esperar como ellos confiadamente en la perfecta voluntad de Dios.  

¡Oramos juntos! Dios, ayúdanos a confiar en Ti como lo hizo Zacarías y Elizabeth que recibieron lo que parecía imposible. 

 

 

 

 

 

 

 


 

https://jocaed.com/sopa-pdf/lucas_1_sopa_de_letras.pdf 

Manualidad: 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Domingo 13 de diciembre

Héroes de la fe de la primera Navidad: María y José 

“Ellos le dijeron: “Cree en el Señor Jesucristo, y se salvarán tú y tu familia”. Hechos 16:31 (Reina Valera Contemporánea) 

Lucas 1:26-56; Mateo 1:18-24 

Seguimos aprendiendo todo acerca del Nacimiento de Jesús. 

Nuestros héroes: María y José. Su hazaña heroica: le creyeron a Dios. 

María aún era virgen (no se había casado) y estaba comprometida con un hombre llamado José. El ángel Gabriel visitó a María y le dijo algo increíble: que ella se embarazaría del Espíritu Santo (no de su novio) y daría a luz un hijo, pero no cualquier hijo, el Hijo de Dios. María creyó que Dios haría lo que Él prometió y dijo: “«Yo soy la sierva del Señor. ¡Cúmplase en mí lo que has dicho! 

José, aunque tuvo temor al saber que María esperaba un bebé, pero también le creyó a Dios porque Él le dio un mensaje mientras dormía.  

María y José le creyeron al Señor. Vos podes ser un héroe cuando vivís creyéndole a Dios. 

 

Desarrollo: 

Una vez más Gabriel: (vs 26-37) 

La obra de Gabriel no había terminado con el anuncio a Zacarías en el templo. En el sexto mes del embarazo de Elizabeth, él vino a una aldea en Galilea a una virgen desposada llamada María.  

El nombre ‘María’ es la forma griega del nombre hebreo Miriam, significa “exaltada”, una descripción apropiada para la futura madre del Mesías.  

Gabriel le dijo tres cosas a María. Cada una de ellas eran ciertas de María, quien tuvo un privilegio único entre cualquier persona.  

· Ella fue muy favorecida 

· El Señor está con ella 

· Ella fue bendecida 

Todas estas cosas son verdaderas también en cada creyente en Jesús. Estamos altamente favorecidos como lo fue María (Efesios 1:6), el Señor está con nosotros (Mateo 28:20), y somos bendecidos (Efesios 1:3): ¡amén! 

El ángel haría otro anuncio muy importante: (vs 30-33) 

¡María sería la encargada de portar en su vientre al Salvador de la humanidad! 

¡Qué tremendo privilegio para esta jovencita y su futuro esposo!  

María y José fueron elegidos por Dios para tamaña tarea: algo especial había en ellos.  

Veamos un poco más.  

María aún no se había casado con José y las palabras del ángel la toman por sorpresa pero esto no fue un obstáculo para que se cumpliera la voluntad de Dios (vs 34-37 podés leerlo).  

María no sabía cómo Dios lo haría, quizás no le entendía pero sí era consciente de que Dios cumpliría su plan y ella era parte de ese plan. ¿Qué actitud toma? la de sierva (vs38).  

Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. 

María respondió primero de acuerdo con lo que le dijo Gabriel sobre ella. Ella era la sierva del Señor, y no era su posición debatir, sino aceptar lo que Él decía.  

María entonces respondió con fe. “Hágase conmigo conforme a tu palabra” es la respuesta correcta de cada cristiano a toda promesa de Dios. 

María aceptó recibir un embarazo que parecería sospechoso, y esto dentro de una cultura que tenía una posible pena de muerte por adulterio.  

¡Qué corazón valiente y humilde vemos en la vida de María! ella aceptó con fe lo que Dios había pensado para ella. Del mismo modo debemos nosotros confiar y aceptar los planes que Dios trace para nuestro futuro.  

 

¿Qué hay de José? (Mateo 1:18-24) 

Antes que se casasen María concibió a Jesús. José para no hablar mal de ella decidió dejarla secretamente y huir. ¿Te imaginás qué diría la gente? seguramente pensarían que María había engañado a José y hablarían mal de ellos… por eso José pensó en escapar. Pero... 

Otra vez un ángel: (vs 20-21) 

Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,[a] porque él salvará a su pueblo de sus pecados. 

Ésta es la tercera de tres ocasiones en la que un ángel se le aparece a José en un sueño. En cada sueño, el ángel le pide a José que actúe y él obedece. No tiene parte hablada – Mateo no anota ni una palabra que dice José.  

En la primera aparición, el ángel le manda a José que acepte a María como su esposa. En 2:13, el ángel le dirá a José que lleve a madre e hijo a Egipto para escapar la ira de Herodes. En 2:19, tras la muerte de Herodes, el ángel le dirá a José que regrese a Israel. 

¡Al igual que María, José posee la misma actitud de fe! seguramente no entendía demasiado pero actuó y obedeció a las palabras del ángel. Por ello estos dos eran especiales delante de los ojos de Dios.  

¡Qué importante es tener la actitud de ellos para creer y obedecer a los mandatos de Dios! 

Tanto María como José le creyeron a Dios a través de los anuncios del ángel y fueron héroes de la primera Navidad: ¡vos también podés ser un héroe de la fe creyéndole al Señor! 

¡Oramos juntos! Hoy tomamos la decisión de creerte así como lo hicieron María y José y recibieron al Salvador en su familia. Amén. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://drive.google.com/file/d/0Byxk4wrYNZ7MQXNzdk0zZ2RzZE0/view 

 

Manualidad: 

https://drive.google.com/file/d/0Byxk4wrYNZ7MQXNzdk0zZ2RzZE0/view 

Hacer la casa y pegarle el versículo 

 

 
 
 

© 2019 Iglesia Visión de Futuro.

Realizado por Inspire Multimedia.

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono de Spotify
  • YouTube - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Spotify - Gris Círculo