ESTUDIO PARA CÉLULAS

 

Lunes 3 de mayo 2021

 

JOSÉ: QUÉ SE NECESITA PARA VER UN PACTO CUMPLIDO

Genesis 39:1-23

 

“El SEÑOR estaba con José, por eso tenía éxito en todo mientras servía en la casa de su amo egipcio”

(Genesis 39:2 NTV).

 

La vida de José es un claro ejemplo de que, sin importar las circunstancias, puedo alcanzar la victoria, siempre cuando el favor de Dios está conmigo. ¿Cuáles son los requisitos para que ese favor permanezca sobre sobre mi vida?

 

1- TEMOR DE DIOS. Proverbios 1:7

A- No hay circunstancia que pueda quitarnos la conciencia de la presencia de Dios en nuestra vida. José aun vendido como esclavo no perdió su identidad de hijo de Dios. Las Sagradas Escrituras nos dicen que el principio de la sabiduría es el temor de Dios; si nos fijamos en Job 28:28 también es citado este principio al decirnos: “Esto es lo que Dios dice a toda la humanidad: “El temor del Señor es la verdadera sabiduría; apartarse del mal es el verdadero entendimiento”. Es decir que todos podemos ser verdaderamente sabios si tomamos en cuenta los principios de Dios expresados en Su Palabra. Esa sabiduría no es posible comprarla ni adquirirla con recursos terrenales, sino que es el resultado de una relación con Dios. Prestemos atención a lo que nos dice Salmos: “El temor del SEÑOR es la base de la verdadera sabiduría; todos los que obedecen sus mandamientos crecerán en sabiduría. ¡Alábenlo para siempre!” (Salmos 111:10 NTV). El secreto para crecer en sabiduría es aferrarnos a los mandamientos divinos, porque esto nos llevará a una experiencia que afectará nuestra vida como vemos en la Palabra de Dios que afectó la vida de José. Jamás debemos permitir que la duda respecto de lo que Dios ha establecido en Sus mandamientos tome nuestra mente y corazón, porque Sus mandamientos son verdaderamente confiables; Dios es un Dios de pactos, que ha establecido cumplir fielmente Sus promesas a cada uno de nosotros, así lo expresa el Salmo: “Él pagó el rescate completo por su pueblo y les ha garantizado para siempre el pacto que hizo con ellos. ¡Qué santo e imponente es su nombre!” (Salmos 111:9). Vemos que al leer diferentes versiones de la Biblia, se traduce sabiduría y conocimiento como sinónimos, pero “conocimiento”  expresa una experiencia íntima, personal y práctica y no meramente intelectual; sugiero leer y tomar en cuenta lo que nos dice la Palabra de Dios para examinarnos si estamos siendo sabios. “Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría. Pero, si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad. Pero la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera.  Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia” (Santiago 3:13-18 NTV).

 

B- El temor me hará sabio. Dios me respaldará y los de afuera se darán cuenta de que Su favor está sobre mi vida.  “Potifar lo notó y se dio cuenta de que el SEÑOR estaba con José, y le daba éxito en todo lo que hacía”. (Génesis 39:3 NTV). El éxito de José no se debía sólo a su habilidad, sino al hecho de que la bendición de Dios estaba con él y que a través de él Potifar disfrutó de las bendiciones de Dios.

 

C- El temor de Dios, atraerá Su bendición sobre mi vida y a todo lo que me rodea. La casa de Potifar el egipcio fue bendecida por la presencia de Dios en José. Genesis 39:4-5. Así también la presencia de Dios en tu vida, atraerá la bendición sobre la empresa en la que trabajas, el lugar en el que desempeñas tu tarea.

 

D- El temor de Dios te abrirá puertas a mayores oportunidades en tu lugar de servicio y de trabajo. Génesis 39:6 – José llegó a estar a cargo de todo lo que se hacía y de todos los bienes de su amo (Jefe) porque era una persona digna de confianza.

 

2 - FIDELIDAD A DIOS Y A SUS MANDAMIENTOS.

La prueba o tentación es la oportunidad de mostrarnos a nosotros mismos si somos fieles a Dios. Génesis 39:6-18; José fue probado en:

A- En su fidelidad a Dios. 

Siempre será probada nuestra fidelidad a Dios. El temor de Dios, la conciencia de Su Presencia en forma permanente en su vida, lo libró de caer en el pecado sexual, lo cual hubiera arruinado totalmente los grandes planes que Dios tenía para él, para su familia, y para su nación. Nosotros debemos ser conscientes también de que seremos probados en nuestra fidelidad a Dios, porque nuestra fidelidad a Él, a Sus mandamientos es como una credencial de la fe que decimos tener. La huida de José, para no caer en el pecado sexual, nos habla de que hay tentaciones a las que no podremos resistirlas, tenemos que huir de ellas, que es lo que hizo, José. El apóstol San Pablo le aconseja a su joven discípulo Timoteo: “Huye de todo lo que estimule las pasiones juveniles. En cambio, sigue la vida recta, la fidelidad, el amor y la paz. Disfruta del compañerismo de los que invocan al Señor con un corazón puro” (2 Timoteo 2:22). José no vio ese pecado como algo simple, un desliz o una jocosa aventura de la juventud, sino como el mismo lo dice: “... ¿Cómo podría yo cometer semejante maldad? Sería un gran pecado contra Dios” (Génesis 39:9) Allí podríamos analizar las palabras de José, “como podría yo”, José tenía plena conciencia de su identidad como hijo de Dios, (Jesús fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado - Hebreos 4:15). Luego vio el hecho concreto como una “gran maldad” la cual él no podía permitirse, ¿por qué? Porque sería un gran pecado contra Dios. Nuestra pasión por agradar a Dios ha de ser más grande que la fuerza de la tentación, y eso es posible cuando nos rendimos a Dios para que Sus planes se cumplan en nuestra vida.

B- En su lealtad a su amo egipcio. 

 

C- Enfrentando la injusticia, José no traicionó la confianza que Potifar depositó en él. Hoy son muy necesarias las personas integras y leales. Se cumplió en José  “El camino de los íntegros lleva lejos del mal; quien lo siga estará a salvo” (Proverbios 16:17 NTV) y también se cumplirá en nuestra vida si anteponemos el temor de Dios.

 

3 - LEALTAD. Si somos fieles a Dios, seremos leales al lugar donde estamos.

A- Lealtad a Potifar su amo egipcio. Génesis 39:8

 

B- Lealtad al jefe de la cárcel. Al leer Genesis 39:21-23 vemos que la grandeza no está fuera de nosotros, ni en victimizarnos por lo que nos pueda suceder, ni en buscar al culpable de lo que nos está pasando hoy, sino en la identidad que tenemos, en que sepamos quienes somos, presta atención a la Palabra de Dios: “... pero el SEÑOR estaba con José en la cárcel y le mostró su fiel amor”  (Génesis 39:22), no hay nada creado que pueda separarnos del amor de Dios en Cristo Jesús.

 

C- Lealtad al rey.  Leamos con detenimiento estos versículos de Génesis 41:37-40. El camino recorrido por José no fue sencillo, ni fácil, no llegó allí de la noche a la mañana, fue un constante sembrar correctamente, porque Dios no puede ser burlado, y todo lo que sembremos hemos de cosechar. Como dice el reconocido escritor John Maxwell, “todo lo que vale la pena, es hacia arriba”. 

 

CONCLUSIÓN: Somos llamados por Dios a ser fieles, íntegros en todo. Podemos lograrlo porque no estamos solos, tenemos un Sumo Sacerdote que intercede por nosotros en los cielos para que alcancemos la victoria. Hebreos 4:14-16.

 

ORACIÓN: Señor, gobierna todas las áreas de mi vida, que pueda seguir el ejemplo de integridad, fidelidad y lealtad que encuentro en Jesús. Amén.

 

ACCIÓN: Toma una tarea que tu jefe, profesor, pastor, líder de Célula o superior en cualquier área te haya dado y haz lo que te pidieron, pero da una milla extra. Hacer más de lo que te pidan y con excelencia. Sé perseverante en ello hasta ver la recompensa por esa fidelidad de parte de Dios.

Lunes 10 de mayo 2021

 

LA REVELACIÓN ES EL RESULTADO DE LA SANTIDAD

Genesis 41:1-57; Romanos 8:28

“Así que el faraón dijo a José: «Como Dios te ha revelado el significado de los sueños a ti, es obvio que no hay nadie más sabio e inteligente que tú” 

(Genesis 41:39 – NTV)

 

Cuando estamos en pacto con Dios, Él hará que todo lo que nos rodea coopere para que el plan del Señor se cumpla en nuestra vida (Romanos 8:28).

Estar llenos de la Palabra de Dios forjará nuestra buena actitud y nos preparará para los grandes planes de Dios se cumplan en mi vida. Algo muy importante es no victimizarnos por las experiencias desagradables o dolorosas que nos toque vivir. Esto fue clave en la vida de José y lo será también en la nuestra. La Palabra de Dios nos dice: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de los que lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.” (Romanos 8:28) – Cuando amamos a Dios, +El interviene para que todo lo que nos suceda coopere a nuestro favor, pero para que eso suceda, tenemos que ser consciente de ello, y reconociendo el llamado que Dios tiene para cada uno de nosotros.

 

1- FARAÓN. LOS SUEÑOS QUE LO PERTURBAN – Génesis 41.1-13

A- Determinaron la oportunidad para José – Génesis 41:1-9  - A partir de los sueños que perturbaron al rey de Egipto, vemos en primer lugar la manifestación de la providencia divina que marcaría la elevación de José al cargo de supremo gobernador de Egipto; y en segundo lugar el mantenimiento de Jacob y de su familia en los tiempos de hambre que vendrían en el futuro. Vemos detrás de todo esto el pacto que Dios había hecho con Abraham, Isaac y también Jacob.

 

B- Dios usará lo inesperado para promoverte cuando llegue el tiempo. Génesis 41:1,9 – El versículo 9 nos dice que espontáneamente el jefe de los coperos del rey, quien fue compañero de José en la cárcel, y quien además olvidó la promesa que hizo, ahora la recuerda, y aunque es más para congraciarse con el rey, que por compasión de José que estaba injustamente encarcelado, Dios usa eso para promover a quien tiene Su favor, a fin de cumplir el pacto que había hecho. 

 

C- La cárcel no pudo impedir que los dones de Dios fluyan en José.  Génesis 41:12-13 – Nada puede impedir que Dios se manifieste en tu vida, cuando permaneces pacientemente en el centro de Su voluntad, Dios nunca llega tarde, pero tampoco se apura, fueron dos años más que José debió esperar el tiempo de Dios en la cárcel. 

 

2- AYER EN LA CARCEL, HOY EN EL PALACIO – Génesis 41:14-24 – 

A- José había aprendido su lección de humildad. No está en mí dar la respuesta a Faraón -Génesis 41:16 las palabras de José reflejan que él estaba listo para el lugar de gran influencia al cual llegaría, lo vemos en que no se atribuyó a sí mismo ninguna de las capacidades, ni la sabiduría que tenía.

 

B- Sin importar las capacidades y dones que tengamos hemos de dar siempre el reconocimiento a Dios como lo hizo José- Aunque Faraón alabó y engrandeció a José por lo magnífico de sus revelaciones y lo grande de “su inteligencia”, (Génesis 41:38-40 “Entonces el faraón preguntó a sus funcionarios: «¿Acaso encontraremos a alguien como este hombre, tan claramente lleno del espíritu de Dios? Así que el faraón dijo a José: «Como Dios te ha revelado el significado de los sueños a ti, es obvio que no hay nadie más sabio e inteligente que tú. Quedarás a cargo de mi palacio, y toda mi gente recibirá órdenes de ti. Sólo yo, sentado en mi trono, tendré un rango superior al tuyo»”. A José no se le subieron esos halagos a su cabeza, y eso es el fruto del trato de Dios con en el tiempo en la adversidad, y la evidencia de esto comenzó cuando fue sacado de la cárcel y expresar su respuesta al rey en Génesis 41:16 “—No está en mis manos el poder para hacerlo —respondió José—, pero Dios puede decirle lo que su sueño significa y darle tranquilidad”.

 

3- LA REVELACIÓN TRAJO PLAN Y ESTRATEGIA. Génesis 41:25

A- Dios siempre establece un camino para salir de una situación adversa. Vrs. 33-36 – en estos versículos encontramos un principio de bendición para enfrentar los momentos difíciles: Encontrar un hombre inteligente y sabio, (ese eres tú que estás preparando la lección para la Célula) almacenar y guardar un veinte por ciento de las entradas en los tiempos de bonanza (no hay que gastarlo todo), de esa manera habrá suficiente para cuando venga el tiempo difícil.

B- La estrategia divina nos libra de la destrucción. Genesis 41:35-36  Por eso debemos estar en Pacto con Dios y ser sensibles a Su voz, a Su guía, porque ninguna calamidad a Él lo sorprende, y si nos sorprende a nosotros, al buscar Su guía encontraremos la salida para nosotros y para ser de gran bendición a otros, como el caso de José a su familia y a la nación entera.

 

4- JOSÉ RECIBE LA RECOMPENSA DE SU FIDELIDAD E INTEGRIDAD. Génesis 41:37-57

A- Si somos fieles e íntegros, guiados por el Espíritu de Dios, El hará que los demás lo noten. Génesis 41:37-38

B- Un rey pagano reconoció que el Espíritu de Dios estaba en José y lo guiaba. Génesis 41:39 – Dios quiere capacitar a Sus hijos para que, mediante la revelación de la verdad, den testimonio de Él, y por causa de ese testimonio el nombre de Dios sea engrandecido. Esto es en el lugar de estudio, de trabajo, de servicio, en el vecindario donde vivimos.

C- Dios le dio un lugar de autoridad y gobierno y una familia como recompensa a la integridad. Génesis 41:40-49 - Dios es fiel a Sus Promesas, y no dejará que ninguna de ellas caiga en tierra, todas están destinadas a cumplirse en nosotros cuando perseveramos y permanecemos fieles a Él.

 

CONCLUSION: Cuando permanecemos fieles a Dios en lo poco, Dios nos está preparando para confiarnos algo mucho más grande, por eso mantengámonos firmes sin fluctuar.

ORACION: Señor, ayúdame a ver con claridad Tus planes futuros para mi vida, aun en medio de la adversidad, la injusticia o los ataques del enemigo. Yo sé que todoobra para bien de mi vida. Amén.

ACCIÓN: Escuchar el mensaje “Triunfando en medio de las aflicciones”, del Dr. Omar Cabrera.

Lunes 17 de mayo 2021 

 

UN NACIMIENTO CON PROPÓSITO (MOISÉS I) 

Éxodo 1-2; Hebreos 7:23-29; 11:24-25 

“...Clamaron por ayuda, y su clamor subió hasta Dios, quien oyó sus gemidos y se acordó del pacto que había hecho con Abraham, Isaac y Jacob”. 

Éxodo 2:23-24 (NTV) 

El llamado de Dios sobre mí puede ser la respuesta a la oración de quienes están en necesidad. Dios quiere prepararme para ser un instrumento Suyo. Todo lo que le tocó vivir al pueblo de Dios en Egipto no era desconocido para el Señor, pues Dios ya se lo había dicho a Abraham su siervo en Génesis 15:13 – Como ya lo hemos dicho, a Dios nada lo toma por sorpresa o desprevenido, sí a nosotros, por eso es importante estar en pacto con Él y ser sensibles a Su voz que siempre nos guiará a la salida y al cumplimiento de sus planes. 

  1. DIOS TIENE PRESENTE SU PACTO ETERNO  

A. Nada podrá impedir que el pueblo de Dios se multiplique y se haga fuerte. Éxodo 1:7,12 – Éxodo 1:7 nos dice que luego de la muerte de José y sus hermanos: “Pero sus descendientes —los israelitas— tuvieron muchos hijos y nietos. De hecho, se multiplicaron tanto que llegaron a ser sumamente poderosos y llenaron todo el territorio.” este crecimiento del pueblo de Dios, que no era más que el cumplimiento de lo que Dios le había anticipado a los antepasados de Moisés, no agradó al rey de Egipto y por medio de un espíritu de temor desató una feroz persecución al pueblo de Dios. Pero también leemos en Éxodo 1:12 que cuanto más fue la opresión, más fue el crecimiento. Esto sucede cuando estamos en pacto con Dios, el enemigo no puede destruirte, aunque busque maneras de hacerlo. 

 

B. Ningún decreto de muerte impedirá que los planes de Dios se hagan realidad – Éxodo 1:12-22- Esto sucede así porque Dios tiene un plan preestablecido para Sus hijos, para aquellos con quienes ha hecho un Pacto Eterno, si bien, los que nacieron en Egipto, no escucharon las promesas directamente de Dios, el Señor las había hecho a Abraham y a su descendencia, y ellos eran descendientes de Abraham, así como nosotros somos descendientes de Abraham por la fe en Jesucristo, como lo dice el Apóstol Pablo: “Así que los verdaderos hijos de Abraham son los que ponen su fe en Dios” Gálatas 3:7 NTV). Por eso hemos de buscar acercarnos cada día más a Dios para descubrir cuáles son Sus planes para nosotros en medio de cualquier situación, pues no estamos librados al azar, ni a la suerte.  

 

C. Cuando nos guía el temor de Dios, Él respaldará nuestro accionar conforme a Su Palabra- Éxodo 1:20-21 Vemos en estos versículos cómo las mujeres que cuidaron la vida de los niños por nacer, aun desafiando la orden gubernamental, que imponía su muerte, Dios protegió sus vidas y fueron prosperadas y bendecidas sus familias. 

 

2. TU VIDA, LLAMADO Y ELECCIÓN ESTÁN PRESENTES EN EL PACTO ETERNO – Éxodo 2:1-15 

A. En el tiempo de mayor crueldad, Dios trajo al mundo al libertador. En ese tiempo el enemigo podía sentir la presencia de quien traería libertad al pueblo de Dios y por ello estableció por medio del gobierno una ley que no le permita vivir a ese libertador. En ese tiempo difícil, la Palabra de Dios nos dice que Jocabed quedó embarazada, una mujer de fe, enfrentando el decreto de muerte dictado por el gobierno, escogió darlo a luz (no eliminarlo para evitar que sufra en el  futuro) y al permitirle vivir, vio que era un niño excepcional “La mujer quedó embarazada y dio a luz un hijo. Al ver que era un niño excepcional, lo escondió durante tres meses” (Éxodo 2:2 NTV). La fe de esta mujer (Jocabed) le permitió ver a Moisés con los ojos de Dios, “un niño excepcional”, es la mirada que Dios tiene sobre tu vida, miremos así a cada uno de nuestros hijos, quienes son excepcionales para Dios. Él tiene extraordinarios planes y nosotros hemos de guiarlos en su preparación para cumplirlos, y así entrar en esas obras preparadas de antemano por Dios como dice: “Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás”  )Efesios 2:10 NTV). 

B. Dios usará lo inesperado para darnos protección y provisión completa. Moisés volvió a los brazos de su madre. Jocabed, una mujer de fe, aprovechó bien el tiempo para sembrar la fe en su hijo. La hija de Faraón le pagó por cuidar y amamantar y luego educar a su propio hijo. Gloria a Dios que Jocabed no se dejó intimidar por decreto de muerte del gobierno, sino que usando su fe hizo todo lo posible para que el niño viva. 

C. La semilla sembrada da frutos. Si bien Moisés no tenia en claro cómo Dios obraba, trató de hacerlo todo en sus fuerzas (justicia por mano propia) y debió huir al desierto. Cometió algunos errores, como cualquiera de nosotros, pero Dios no se olvida de Sus planes, esto lo leemos resumido en Hechos 7:23-30. 

La instrucción de la madre en los primeros años de vida lo marcó para siempre, a fin de que cumpla el propósito divino, esto lo vemos claramente al leer Hebreos 11:23-27. 

3. MOISÉS EN EL DESIERTO 

A. Desarrolló una actitud servicial. Que el desierto no te impida servir a otros. Haz el  bien en cualquier situación y posición en la que estés. 

B. Aprendió todo lo que la corte del rey no le enseñó. Fue preparado para una vida  de comunión e intimidad con Dios y servicio a sus semejantes, y esto lo preparó  para un encuentro poderoso con Dios más adelante. 

 

CONCLUSIÓN: Tu vida forma parte de ese plan diseñado por Dios para traer salvación a tu familia, en tu lugar de trabajo y donde quiera que te encuentres.  

ORACIÓN: Señor, hazme sensible para oír Tu voz y ser dócil a Tu trato para que Tus planes se cumplan en mi vida y en mi familia. 

ACCIÓN: Tomar un tiempo en oración para identificar en qué lugar te encuentras. ¿Ya conoces tu llamado? ¿Qué estás haciendo para cumplirlo? ¿Estás en el desierto? ¿Qué es lo que Dios está tratando de formar en ti? 

Lunes 24 de mayo 2021 

 

MOISÉS: UN LLAMADO CON PROPÓSITO  

Éxodo 3:1; 4:1-31 – Éxodo 3:6-22 – 2:24; Genesis 15:13-14,18-20 

“Cuando el SEÑOR vio que Moisés se acercaba para observar mejor, Dios lo llamó desde el medio de la zarza: —¡Moisés! ¡Moisés! —Aquí estoy —respondió él”. Éxodo 3:4  NTV 

 

La vida de Moisés puede dividirse en tres periodos de cuarenta años cada uno. Los primeros en el palacio de faraón rey de Egipto, los segundos en el desierto, y los próximos cumpliendo el propósito de Dios. 

1. PODEMOS CONOCER MUCHO MEJOR A DIOS EN EL DESIERTO QUE EN EL PALACIO DEL REY – Éxodo 3:1-6  

A- Dios nos sorprende cuando estamos ocupado trabajando. Moisés cuidaba las ovejas de su suegro. Vemos esto: “.... Moisés se encontraba apacentando el rebaño de su suegro, Jetro… Llevó el rebaño al corazón del desierto y llegó al Sinaí, el monte de Dios” (Éxodo 3:1 NTV). El trabajo fiel y dedicado lo llevó a encontrarse en el monte Sinaí, el lugar donde Dios se le revelaría y recibiría un llamado especifico. 

B- Era un trabajo muy básico para un hombre con la educación de Moisés. Jamás hemos de considerar insignificante ningún trabajo que nos toque hacer, Moisés cuidó lo ajeno, (las ovejas de su juego Jetro), fue fiel en algo que para su preparación y educación tal vez podría estar considerado en un nivel muy bajo para él, pero Dios lo estaba mirando. Aquí encontramos dos principios muy importantes para tener en cuenta en la vida: primero, la fidelidad en lo que hacemos, y segundo el cuidado de lo que no es nuestro, el Señor Jesús lo expresó de la siguiente forma: “Si son fieles en las cosas pequeñas, serán fieles en las grandes. Pero, si son deshonestos en las cosas pequeñas, no actuarán con honradez en las responsabilidades más grandes. Y, si no son confiables con las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas riquezas del cielo? Y, si no son fieles con las cosas de otras personas, ¿por qué se les debería confiar lo que es de ustedes?”  (Lucas 16:10-12). 

C- Dios se revela en el desierto con un llamado de atención – La zarza ardiendo. No debemos temerles a los desiertos, porque es allí donde tendremos la oportunidad de encontrarnos con Dios cara a cara y también ver nosotros nuestro nivel de fidelidad a Dios. Moisés conoció a Dios en el desierto mucho mejor que lo que lo había conocido en la comodidad del palacio de Faraón. A nosotros nos pasa que cuando más solos nos vemos y sentimos, es cuando tenemos la oportunidad de conocer a Dios profundamente y experimentaremos que nuestro Padre está con nosotros. La zarza ardiendo, sin consumirse lleva en si misma dos mensajes, aunque Dios estaba refinando a Israel, no quería acabar con él, sino que lo iba a salvar. Dios es fuego consumidor como lo dice Hebreos 12.29, que destruye los materiales combustibles, pero refina y purifica los metales  preciosos como nos lo enseña 1 Corintios 3:12-13. 

D- Somos conocidos por Dios - Moisés fue llamado por su nombre - Éxodo 3:3-5 Dios llamó a Moisés por su nombre repitiéndolo dos veces, Moisés, Moisés, lo cual significa que Su mensaje es muy solemne e importante, (esto solo ocurre siete veces en las Sagradas Escrituras: Genesis 22:11; 46:2; Éxodo 3:4; 1 Samuel 3:10; Lucas 10:41;  22:41 y Hechos 9:4). El llamado divino se  hace efectivo cuando nosotros le damos una respuesta pronta y obediente, la respuesta de Moises fue “Aquí estoy”. En Éxodo 3:5 encontramos dos detalles: El primero, al pedirle a Moisés que no se acerque tanto, pues lo que debe quedar satisfecho en Moisés es la conciencia suya y no su curiosidad. Y el segundo, Lo manda a quitarse el calzado, esto indicaba que debía ser como un criado, o un sirviente, quitarse el calzado era una señal de respeto y absoluta sumisión a quien lo llamaba. Así ha de ser nuestra respuesta al llamado que recibimos del Señor. 

E- Dios mantiene presente el Pacto que hizo con Abraham, Él siempre cumple Sus promesas, y ese es el motivo del llamado de Moisés a una tarea tan grande e importante. Éxodo 3:6; 2:24; Génesis 15:13-14,18-20 

2. DIOS NOS HA ESCOGIDO PARA HACER GRANDES OBRAS. Éxodo 3:7-10 

A- Dios ve el sufrimiento de su pueblo. Leemos Éxodo 3:7 NTV “Luego el Señor dijo: «He visto muy bien la aflicción de mi pueblo que está en Egipto. He oído su clamor por causa de sus  explotadores. He sabido de sus angustias” (Éxodo 3:7 NTV). Dios escucha ve la aflicción, escucha el clamor y conoce la angustia del pueblo y ese es el motivo por el cual escoge un hombre y le da un llamado con una misión. El llamado y misión de Moisés fue la respuesta al clamor del pueblo que sufría, así el llamado de Dios sobre tu vida es la respuesta a la oración de alguien que hoy está bajo la opresión, y el sufrimiento causado por el enemigo a través de las drogas, los vicios, el pecado. 

B- Dios se manifiesta por medio del llamado a un hombre, Moisés. Éxodo 3:8-9 Dios al ver el dolor y sufrimiento del pueblo desciende y se manifiesta y para que esto se haga realidad debe haber alguien que responda al llamado de Dios en forma pronta e incondicional. Ayer fue Moisés hoy somos cada uno de nosotros. 

C- Te escoge para hacer algo imposible en tus propias fuerzas – El desafío divino siempre será algo imposible en nuestras capacidades, será indispensable que seamos canales del poder sobrenatural de Dios, leemos lo que el Señor le dijo a Moisés: “Por lo tanto, ven ahora, que voy a enviarte al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los hijos de Israel” (Éxodo 3:10 NTV). Frente a todos estos argumentos con los que luchó Moisés, pensemos: ¿Cuáles son los nuestros? Y llevémoslo a la Cruz y respondamos al llamado de Dios para nuestras vidas. 

3. MOISÉS DEBERÁ VENCER SUS PROPIOS ARGUMENTOS. Éxodo 3.11-22 

A- ¿Quién soy yo para hablar? ¿Quién soy yo para liberar al pueblo? Éxodo 3:11,13 – A Moisés le sucede lo que nos sucede a nosotros muchas veces cuando Dios no llama y nos da un desafío que es imposible para nosotros. Él puso como objeción su insuficiencia, se cree indigno de tal honor piensa que le falta el coraje y el talento, piensa que no está capacitado para sacar al pueblo a  la libertad. Pero si bien las dificultades de la obra son muy grandes, pero al fin Moisés es el hombre escogido que la lleva a cabo, porque Dios da Su gracia a los humildes (Santiago 4:6) y lo mismo ocurre hoy en día con tu vida. 

B-  Yo iré contigo, es la respuesta divina. Es Dios obrando por medio de Moisés. Éxodo 3:12. Este acompañamiento sobrenatural es quien da la garantía del éxito de la misión. Dios te llamó y es el quien va con usted a la Célula, a la iglesia, al barrio, a la universidad, al trabajo, para que haga la obra que Él lo ha comisionado hacer. 

C- Las instrucciones Divinas – Éxodo 3:14-18  Dios quiere ser conocido por su nombre. Primero:  “YO SOY EL QUE SOY”, conocer el nombre en la mentalidad semítica es sinónimo de poseer y dominar la cosa o persona nombrada, pero Dios no se puede dominar ni manipular, pero sí se da a  conocer para que podamos movernos en Sus planes y voluntad perfecta. “YO SOY” significa el que existe por sí mismo, tiene en sí la razón y la fuente de su propio ser y no depende de ningún modo de ningún otro ser. Él es autosuficiente, más aun TODO SUFICIENTE, es la fuente inextinguible de todo ser y de todo bienestar y felicidad. EL YO SOY significa también Eterno, inmutable, Él no cambia y por lo tanto es digno de plena confianza porque no se vuelva atrás, Él es el de siempre, por lo tanto, hará todo lo que ha dicho que hará y ese es el mensaje de Moisés a los ancianos de Israel, “EL SOY ME HA ENVIADO A USTEDES”. 

D- Dios lo sabe todo de antemano- Nada lo toma desprevenido. Éxodo 3:19-22 

Los líderes de Israel aceptarían el mensaje, pero los de Egipto lo rechazarían. Dios conocía ambas reacciones antes que sucedieran. Dios conoce el futuro y por este motivo todo creyente puede confiarle su futuro, pues Él ya conoce lo que va a suceder. 

Dios no solo dio la estrategia, con la promesa de lo que hará, por su conocimiento anticipado de todas las cosas, sino que también hizo provisión de la manera más inesperada para Moisés y su pueblo, que estaba en la esclavitud. Era sin dudas una forma sobrenatural de provisión, pues las alhajas y los vestidos no fueron meros préstamos, habían sido pedidos y fácilmente recibidos. Los egipcios estaban tan contentos de ver partir a los israelitas que los enviaron con regalos. Estos  elementos fueron usados más tarde en la construcción del tabernáculo (Lee Éxodo 35:5, 22). La promesa de despojar a Egipto parecía imposible para Moisés en ese entonces, pero ¡Gloria a Dios!, nada es imposible para Él. 

CONCLUSIÓN: Prepárate para responder afirmativamente al llamado, al desafío que Dios pone hoy delante tuyo. Porque Él ya tiene un plan diseñado. 

ORACION: Señor, dame un corazón obediente, con el deseo ardiente de adorarte, servirte y ser un instrumento para liberar a los cautivos. 

ACCION: Haz una lista identificando los argumentos que te frenan de responder  positivamente al llamado de Dios y con la ayuda de tu líder, tu pastor, renuncia a ellos. cada uno  de  ellos. 

Lunes 31 de mayo 2021 

MOISÉS: DIOS CUMPLE SU PACTO 

“... No tengan miedo. Manténganse firmes, y vean la salvación que el Señor llevará hoy a cabo en favor de ustedes. Los egipcios que hoy han visto, nunca más volverán a verlos. 14 quédense tranquilos, que el Señor peleará por ustedes”. 

Éxodo 14:13-14 (RVC) 

 

El ser humano siempre busca modelos para seguir e imitar. El único, el mejor y digno de imitar en esta Tierra se llama Jesucristo. 

 

1. DIOS ESTÁ EN CONTROL TOTAL DE TODA SITUACION- Éxodo 14:1-9  

A- Es muy importante escuchar la guía del Señor en cada situación. Éxodo 14:1-2. Si leemos estos cuatro versículos con atención veremos qué importante es ser sensibles a la voz del Señor en los momentos críticos, porque esta indicación divina para ir al sur como si regresaran a Egipto, (vrs 2 y 3) se proponía confundir a Faraón y su ejército, para luego actuar y manifestar todo su poder a fin de que Su pueblo, Israel, pueda ver, la potencia de Su Gloria manifestarse en favor de sus hijos y destruyendo al enemigo (v. 4). Situaciones similares nos tocan vivir, cuando al ver todo con nuestros ojos naturales, o con una visión lógica, no vemos una salida, pero allí hemos de aquietarnos para buscar la guía de Dios, sin dejar que la desesperación o desesperanza tome lugar en nuestra mente y emociones, porque Dios siempre estará en control. De esto podemos aprender algunos principios que debemos tener presentes siempre en nuestra vida y que no cambian: 

B- Dios no puede ser sorprendido por los planes del enemigo – Éxodo 14:3 Él todo lo sabe, al leer: “Varones israelitas, escuchen mis palabras: Jesús nazareno, que fue el varón que Dios  aprobó entre ustedes por las maravillas, prodigios y señales que hizo por medio de él, como  ustedes mismos lo saben, fue entregado conforme al plan determinado y el conocimiento  anticipado de Dios, y ustedes lo aprehendieron y lo mataron por medio de hombres inicuos, crucificándolo. Pero Dios lo levantó, liberándolo de los lazos de la muerte, porque era  imposible que la muerte lo venciera” (Hechos 2:22-24), veremos la razón por la cual Jesús, sabía cómo moverse perfectamente en el tiempo justo, y no tuvo jamás temor de enfrentar todo lo que le  tocó enfrentar, la clave era que él era perfectamente consciente que en su vida todo sucedía “conforme al plan determinado y el conocimiento anticipado de Dios...” y así le sucedía al pueblo de Israel. 

C- Dios quiere demostrar Su Gloria.- Éxodo 14:4 Esta es la razón por la cual el pueblo se encontraba en una encrucijada, una situación sin salida y sin esperanzas de salvarse, pero la mirada divina, es muy superior, Sus caminos y pensamientos están muy por encima de los  nuestros, por eso debemos someterlos al control y poder del Espíritu Santo, dejando que Él tome el control de nuestra vida y todo nuestro ser. Leemos en Isaías “9Pues, así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos. la lluvia y la nieve descienden de los cielos y quedan en el suelo para regar la tierra. Hacen crecer el grano, y producen semillas para el agricultor y pan para el hambriento lo mismo sucede con mi palabra. La envío y siempre produce fruto; logrará todo lo que yo quiero, y prosperará en todos los lugares donde yo la envíe”  (Isaías 55.9:11 NTV) . Cuando creo y acepto en el corazón la Palabra de Dios, me elevaré a las alturas divinas donde el  enemigo no podrá alcanzarme. 

D- Dios cumplió lo que había prometido que haría. Éxodo 14:5-9 - Seiscientos carros de guerra egipcios caían encima de los “indefensos israelitas,” atrapados entre las montañas y el mar. Estos carros de guerra llevaban dos personas, uno manejaba y el otro luchaba. Estaban hechos de una cabina de madera o de piel colocada sobre dos ruedas y arrastrada por caballos. Pero aún su poder no era rival para Dios, que destruyó tanto a los carros como a los soldados. El rey fue prendido en su propia astucia y sabiduría como dice  1 Corintios 3:19;  y “Él atrapa a los sabios en su  propia astucia y desbarata sus ingeniosas maquinaciones. 14 encuentran oscuridad en pleno día y andan a tientas al mediodía, como si fuera de noche” (Job 5:13-14 NTV). 

 

2. EL PUEBLO Y SUS ACTITUDES. Éxodo 14:10-12 

A- Temor y clamor: Vrs.10. No temor de Dios, sino desesperación. Esta fue la respuesta del corazón del pueblo frente al escenario que les tocaba vivir. Las pruebas grandes no son para destruirnos, sino para que veamos el poder de Dios obrar en nuestras vidas y también para revelarnos el estado del corazón. 

B- Quejas contra su líder – Éxodo 14:12 – Este versículo nos muestra lo distorsionado de la visión que estaban teniendo cuando pusieron sus emociones, el temor, y la vista natural por encima de la Palabra y Promesa de Dios. Que nosotros podamos llenarnos de la Palabra de Dios de tal forma que, en los momentos de más grandes presiones, la confesemos y ejercitemos la preciosa fe que Él nos ha dado para ver la victoria. La queja nos guía mal siempre, ellos desearon volver a la esclavitud, pero Dios no es lo que ha planeado para tu vida, no es lo que Dios piensa de  nosotros, Dios piensa así: “Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y se pierden, sino de los que tienen fe y salvan su alma” (Hebreos 10:39 RVC) .  

C- Desear volver a la esclavitud de Egipto – Éxodo 14:12- Ha entrado el desánimo a tu corazón, es momento de examinar nuestros pensamientos, nuestras confesiones, y si nos hemos quejando (aunque sea con razón) es momento de renunciar a cada palabra negativa pronunciada, pedirle perdón a Dios y aplicar la Sangre de Jesús sobre nuestra vida para que todo argumento que el enemigo tenga contra nuestro sea quebrantado y las puertas al mal sean cerradas, en nuestra vida para alcanzar la victoria total. 

D- Actuaron conforme a lo que veían sus ojos naturales, no conforme a la promesa del Pacto. Yo actuaré conforme a las promesas de Dios en Su Pacto Eterno “... nunca dejaré de hacerles bien.  Pondré mi temor en su corazón, para que no se aparten de mí, y en verdad me regocijaré de hacerles bien” (Jeremías 32:40-41 RVC). 

 

3. MOISÉS, UN LIDER BIEN ENFOCADO – Éxodo 14:13-31 

A- Pronuncia palabras de fe y victoria, seguro de que Dios no los abandonará – Éxodo 14:13- Como líderes, como padres, esposos, esposas, de nuestras palabras dependerá la victoria o la derrota de quienes están a nuestro cuidado, porque las palabras motivan acciones, conductas en quienes las oyen y reciben, Éxodo 14:13 nos da la clave: No al temor, sí a la firmeza, y veremos la victoria. 

B- Guía al pueblo a poner su mirada y esperanza en Dios – Éxodo 14:14 – Esta tranquilidad no está basada en un tiempo de meditación, ni introspección, ni armonización para lograr la paz interior; no, de ninguna manera. Esta tranquilidad está basada en la promesa dada por Dios en Su Palabra que no puede fallar. 

C- Es tiempo de marchar y tomar la autoridad delegada por Dios, para que sucedan milagros  portentosos – Éxodo 14:15-31- Estar tranquilos no significa estar con pasividad, o sin hacer nada sino de ir adelante hacia el propósito que Dios nos ha revelado. Compara: Éxodo 14:13 con Éxodo 14:27-30; Dios es fiel siempre, para ver Su gloria debemos estar sincronizados y bien enfocados, y con el oído afinado para oír Su voz, porque la victoria es del Señor y muchos años antes de que todo esto suceda (más de 400 años antes) ya había sido decretada por Dios para Su pueblo. Si eres pueblo de Dios, El decretó la victoria, y si todavía no eres parte de ese pueblo de Dios, hoy puedes ser parte de él abriendo el corazón y recibiendo a Jesucristo como tu Salvador  personal y el dueño y Señor de tu vida. 

 

CONCLUSIÓN: Echemos hoy toda nuestra ansiedad sobre el Señor porque Él tiene cuidado de nosotros y cumplirá todas las promesas de Su Pacto eterno sobre nuestras vidas. 

ORACIÓN: Señor, ayúdame a enfocar mi visión en Tus planes y propósitos para mi vida. 

ACCIÓN: Comprometerse a pronunciar solamente palabras de fe de acuerdo a las Promesas de Dios en Jeremías 32:40-42.