© 2019 Iglesia Visión de Futuro.

Realizado por Inspire Multimedia.

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono de Spotify

ESTUDIO PARA CÉLULAS

 

Lunes 3 de febrero

DESPIERTA LA MULTIPLICACIÓN (2)

Jeremías 29;6 b; Isaías 9:1-7; 60:1; Génesis 1:28

“Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre”. Ezequiel 37:26 (RVR1960)

Cuando Dios nos creó nos bendijo con los dones de fructificación, la multiplicación y el señorío. Estamos diseñados para lo grande, para gobernar, para producir mucho fruto. Portamos la creatividad de Dios, Su inteligencia, bondad, amor y gracia.

  1. Dios nos hizo con capacidades

A. Para avanzar. Proverbios 4:18. El caminar del cristiano tiene etapas que dan cuenta de una progresión ininterrumpida. Es decir que nuestro destino y propósito es avanzar, no retroceder. El apóstol Pablo nos dice que quienes viven en el Nuevo Pacto son transformados de gloria en gloria en la imagen misma del Señor (2 Corintios 3:18). En otra parte nos exhorta a estar firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre (1 Corintios 15:58). También enseña que el creyente debe dejar de ser niño y crecer hacia la estatura del varón perfecto (Efesios 4:14). Así también, Proverbios nos muestra que la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.

B. Para multiplicarnos. Todo lo que Dios ha creado tiene la posibilidad de multiplicarse, en el caso del hombre Dios nos ha dado la orden de multiplicarnos, así como Jeremías les dio la misma orden a los exiliados.

C. Para ser de bendición. Recuerda lo que Dios le dijo a Abraham que en él serian benditas todas las familias de la tierra. Las bendiciones que Dios nos da no son para que se queden con nosotros. Su deseo es que lleguen también a los demás. Este principio se aplica a todo en nuestra vida, incluyendo las finanzas. ¿Sabía usted que Dios tiene planes para su dinero? Nosotros queremos saber, por lo general, cuál es la voluntad de Dios para nuestra vida, pero muchas veces no le consultamos acerca de nuestro dinero. 

El Señor, por Su misericordia, nos da ingresos para que podamos satisfacer nuestras necesidades y aun nuestros deseos. Pero también quiere que usemos nuestro dinero para llevar a cabo Sus planes. Y uno de Sus objetivos es que compartamos nuestros recursos con otros. Si nos proponemos en nuestro corazón a participar en Sus planes, Él se compromete a darnos todo lo que necesitamos para vivir y para dar. Una bendición acumulada egoístamente jamás se disfruta tanto como una bendición compartida. Usar lo que usted tiene para ayudar a alguien necesitado, glorifica a Dios al mostrar la gracia de Él actuando en su vida. No permita que la generosa provisión del Señor se quede solo con usted. Pásela a otros, y descubra el gozo de tener un ciclo

interminable de bendiciones.

D. Todo lo contrario, no viene de Dios.

E. Quedarnos pequeños o no avanzar en lo bueno va en contra de nuestra naturaleza.

 

2. Dios es la fuente de crecimiento

A. Separados de Él no lograremos avanzar (Juan 15:4-5). En este pasaje el Señor se dice “la vid verdadera” porque en el mundo estamos rodeados de “vides falsas” que intentan seducirnos y cambiar nuestro verdadero propósito. Nuestras fuerzas y motivación provienen de Dios, no del mundo. Nuestro propósito en la vida es estar junto a Jesús. Conocer ese propósito cambia nuestra perspectiva porque sabemos lo que se espera de nosotros y somos capaces de luchar por lograrlo.

B. Dios espera que nos desarrollemos, que llevemos fruto.

C. Que avancemos y demos buen fruto. Si estamos pegados a la vid, crecemos y producimos frutos de paz, benignidad y gozo. 

D. Él nos da la fórmula: Permanecer en Él para llevar mucho fruto porque separados de Él no podremos hacer nada.

E. Él es la sabia que nutre nuestras vidas. Juan 15:6- 7. Tu destino no es arder en el fuego como algo inservible. Estás hecho para ser constante, permanecer en el Señor y entonces poder pedir todo lo que deseas. Nuestro Dios siempre ofrece recompensas y permanecer en Él las tiene.

 

3. Atrévete a hacer cambios, Dios te respaldará (1 Corintios 15:57)

A. Dios promete darnos la victoria. No te quedes atado al pasado o al fracaso, mira hacia delante, avanza con la ayuda y dependencia total de Dios.

B. Avanza en fe porque Dios está de tu lado para que seas más que vencedor (Romanos 8:37).

 

Conclusión: No permitas que las circunstancias impidan tu crecimiento (Isaías 60:1). Dios nos invita a levantarnos, a resplandecer en medio de toda situación adversa como les dio la orden a las cautivas de Israel.

Para orar: Que no disminuyamos en el camino del Señor.

Acción: Mantén la motivación para multiplicarte en tu Célula.

Lunes 10 de febrero

Multiplícate y no disminuyas

Deuteronomio 1:10; Mateo 4:12-25

“De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente”.

Hebreos 6:14 (RVR1960)

Esta es la Palabra de Dios para todos aquellos que están al otro lado, donde todo parece olvidado, como en el exilio: todo lo que en otro tiempo no te funcionaba, ahora se activará por el poder de Su fuerza. Cuando Dios hizo Su promesa a Abraham, como no tenía a nadie superior por quien jurar, juró por Sí mismo, y dijo: Te aseguro que te bendeciré y te daré muchos descendientes.  Y así, después de esperar con paciencia, Abraham recibió lo que se le había prometido. La promesa que Dios le hizo Abraham es simplemente extraordinaria. Veamos también a Jesús.

I - Jesús comenzó Su ministerio en Galilea. Cuando Jesús se fue a Galilea, Él sabía lo que estaba haciendo. Galilea era la división del norte de Palestina en el lado oeste del río Jordán, y es un distrito variado y pintoresco. El nombre originalmente parece haberse referido al territorio de Neftalí. En el tiempo de Salomón el nombre incluía también el territorio de Aser, y aun parece haber incluido a Zabulón (Isaías 9:1). En ella hay montañas tales como Tabor, Gilboa y Carmelo, y llanos famosos tales como Genezaret y Esdraelón. Estaba dividida en alta y baja Galilea, y era bien regada por los muchos manantiales que brotaban entre los montes.

A - En la región más árida y desolada espiritualmente. Aunque era fértil en lo material era un desierto en lo espiritual, pero, aunque fuera pequeña, Galilea estaba densamente poblada; era la región más fértil de Palestina; su fertilidad era fenomenal y proverbial. Había un dicho de que era más fácil criar una legión de olivos en Galilea que un chico en Judea. Esto nos muestra que el lugar no era quizás el ideal para comenzar un ministerio exitoso, pero no tiene nada que ver lo que vemos sino lo que Dios dice y hace, no andamos por vista sino por fe y Él nos ha despertado a la multiplicación y a las cosas grandes.

B - Allí Él fue ungido para cosas grandes. El pueblo hebreo fue el comisionado para ofrecer los sacrificios para el perdón de los pecados; pero se desvió de sus caminos y Dios por amor tuvo que intervenir con un sustituto perfecto que no solo cubriera la maldad de nuestros corazones, sino los borrará para siempre. Jesús fue el elegido; las palabras el Mesías (A. T.) y/o el Cristo (N.T.) significan el ungido, el escogido de Dios para saldar la cuenta y constituir a sus discípulos por todo el mundo, y llenar el mundo de su evangelio. Cristo el ungido venció e hizo lo más grande, salvarnos llamarnos y ungirnos, lo que comenzó pequeño hoy es muy grande.

C - Lo que nos viene en el 2020 es multiplicación. Cree que tu Célula se va a multiplicar, no importa el medio ambiente Cristo está con nosotros y nos ayudará.

 

II - La multiplicación trae gran alegría. Cuando estamos en escases, estreches, vivimos bajo un yugo muy fuerte de opresiones, estamos tan envueltos en nuestras limitaciones que no podemos vislumbrar la luz de un nuevo día, pero cuando nos abrimos a su Palabra y esa Palabra se despierta en nuestra vida viene la multiplicación y trae gozo y alegría.

 

III - La Palabra nos viene a revolucionar nuestro presente, porque la luz, vida, revelación, amanecerá en ti.

 

IV - Habrá revelación de Dios en tu vida, casa, familia e iglesia; mientras más te acerques a la luz:

A - más lejos las tinieblas estarán. Mucha gente quiere multiplicar, sin poner primero orden en su vida, lo que les lleva a vivir con una gran frustración.  Si hay desorden en tu vida, las cosas que se van a multiplicar son las incorrectas. Por eso, que se despierte en tu vida la buena palabra que limpia de maldad y traiga orden en todas las áreas de tu vida (leer Génesis 1 para ver cómo Dios ordenó la tierra y lo primero que hace es separar la luz de las tinieblas, habla al respecto con los integrantes de la Célula).

B - andarás al resplandor de Su presencia. No caminarás en camino de oscuridad ni de maldad, Jesús es el camino, la verdad y la vida.

C - Dios te será fiel: vendrá retribución y abundancia. El concepto de la multiplicación se ve desde Génesis 1 en cómo Dios quiere que el hombre se multiplique y fructifique.  En Éxodo, el pueblo de Israel mostraba que Dios estaba con ellos cuando se multiplicaban y se hacían más fuertes en tiempos de opresión y dificultad.  En el Nuevo Testamento, después de la resurrección, el milagro de la multiplicación fue de los grandes y más poderosos.  Se ve cómo Jesús multiplica los peces en la barca de Pedro.  También cómo se multiplicaron las almas después que el Espíritu Santo desciende; se convirtieron miles de personas y la iglesia crecía y crecía.  Siempre ha sido el deseo de Dios que lo bueno, las bendiciones, se multipliquen.

 

Conclusión: Fuiste concebido por Dios con un propósito definido, con un potencial extraordinario que tiene que aflorar en estos días. ¡Multiplíquense! ¡No disminuyan!

Para orar: Que recibamos el espíritu de multiplicación sobrenatural.

Acción: Lee Job 8:7 y escríbelo con tus propias palabras afirmando el crecimiento de tu ministerio.

Lunes 17 de febrero

DESPIERTA LA PAZ

Mateo 5:9; Isaías 9:6-7; Lucas 10:5-6

“Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz”.  Jeremías 29:7 (RVR1960)

Vaya uno a saber a qué otras cosas los obligaban en Babilonia, estaban sometidos, sufrían diversas presiones y privaciones, y Dios les dice (vers. 7): “Procurad la paz de la ciudad”.

 

ILa palabra paz es Shalom no es una simple ausencia de conflicto, entre naciones o entre personas, ni una simple tranquilidad en nuestros días calmos.

Dios derrota a nuestros enemigos para darnos paz. Jesús es nuestro Príncipe de paz. Dios da paz y armonía interior. También se conoce como Yahveh-Shalom. Nombre del altar que Gedeón edificó en Ofra como recordatorio del mensaje de Dios, «Paz a ti". Isaías nos dice que el Mesías también será conocido como el «Príncipe de paz", nuestro Jehová-Shalom (Isaías 9:6). Este título redentor nos revela el glorioso privilegio de conocer y poseer la paz de Dios a través de la redención que recibimos en Cristo. Es una plenitud de paz que literalmente significa: "La posesión de todas las cosas necesarias para la paz de una persona". La Biblia dice de Cristo: "Él es nuestra paz" (Ef 2:14). Totalidad, nuestro total

 

II. En el Nuevo Testamento es Irene.  El NT continúa muy de cerca las ideas del AT. También aquí la paz es el signo de los tiempos mesiánicos (Lucas 1,79 2,14). Los setenta discípulos han de saludar con la paz (Mateo 10,13; Lucas 10,5); Jesús mismo es quien da la paz. (Juan 14,27), aunque no sin lucha (Juan 16,33). Como príncipe de la paz., trae la espada (Mateo 10,34). La prosperidad de la naciente Iglesia es descrita como paz. (Hechos  9,31). Pablo, sobre todo, ha desarrollado las ideas proféticas en torno al Mesías como príncipe de la paz. Dios es «el Dios de la p.» (Romanos 15,33 16,20; 1Corintios 14,33). La funda la p. por medio de su Hijo Jesucristo (Filipenses 1,2 Colosenses 1,20; cf. Hechos 10,36). Así, Jesús es «nuestra paz.» (Efesios 2,14).

III. Una palabra rica que significa: En su raíz semita (sh-l-m) significa “estar lleno, sentirse completo, abarcado, en plenitud “, por lo que se entendía en una primera significación “el lugar dónde todo florece “. Desde aquí se usaba esta palabra como saludo. La palabra Shalom transmite un deseo de salud, armonía, paz interior, calma y tranquilidad para aquel o aquellos a quien está dirigido el saludo. Al realizarlo pronunciando esta palabra, se comprendía que se decía las siguientes cosas:

A. bienestar, prosperidad,

– es una vivencia plena de todos los dones de Dios; la alegría, la abundancia, la comunión, la fecundidad, la belleza, la compasión, la creatividad, la esperanza, la libertad…
SHALOM no es sólo un sentimiento o situación existencial, ¡es la experiencia de una vida recreada, llena de sentido

B. Integridad

¡SHALOM es vivir entero en la vida, o sea, estar entero en sí mismo, poner todo en todo lo que se es y lo que se hace!
SHALOM significa habitar cada rincón del propio ser y de su propia historia.
SHALOM es la paz de los que dan lo mejor de sí mismo y no tienen vergüenza de no ser infalibles.
SHALOM es una experiencia de la totalidad humana, la sensación de que todas las dimensiones de nuestra personalidad caminan como una sola en el amor.
SHALOM es no sentirse disperso o caído como agua.

C. Salud

 es “estar de bien” con la Vida, consigo propio, con Dios, con los Hombres y con el Universo.
SHALOM es la paz de los corazones sabios que ven todo con su real tamaño, ¡ven pequeño lo que es pequeño, y ven grande lo que es grande!, Por eso, no se asustan con facilidad y tienen una manera especial para maravillarse.
SHALOM es la paz de los corazones llenos de abundancia de la Vida.

D. salvación, liberación.

El pueblo de Dios aprendió a través de los siglos a soltarla en el momento de saludarse dos individuos. Al hacerlo, ellos son conscientes que sueltan sobre su prójimo todas las virtudes que en esta palabra se esconden y a la vez se aseguran que el espíritu profético en ella contenida se active sobre el tiempo y alcance a todas sus generaciones futuras.

 

IV. Dos cosas que tenemos que hacer en la ciudad:

A. “Procurad la paz” quiere decir que busquemos todo el bienestar de esta ciudad, en todos los niveles. Un gran desafío para nosotros como Iglesia de ser influencia en nuestra sociedad y lugar donde nos movemos a diario

B. “Y orad por ella”.

 

Conclusión: Muchas veces vemos la ciudad y el pueblo allá afuera como pecadores y malos, pero Dios nos llama a tener compasión y procurar su paz.

Para orar: Rogar por la paz de cada una de nuestras ciudades.

Acción: ¿Cómo podemos procurar la paz de nuestra ciudad? Ver cuál es el punto neurálgico de la vida de la ciudad e ir ahí a proclamar la paz de Jesucristo.

LUNES 24 DE FEBRERO

ROGAD POR NUESTRAS CIUDADES


“Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz”. Jeremías 29:7

Timoteo 2:1-4, Daniel 2:21

Muchas veces nos quejamos de la situación actual del país, volcamos toda la crítica hacia los gobernantes y autoridades, pero ¿cuál es nuestro aporte a la sociedad? ¿Qué responsabilidad tenemos como creyentes en las cosas que suceden actualmente?

1. LA PALABRA DE DIOS NOS INVITA HOY A ORAR POR LA CIUDAD EN LA QUE VIVIMOS Y  POR NUESTRO PAÍS

¿Orar por la ciudad de la potencia dónde fueron sometidos? ¿Rogar por la despiadada ciudad de Babilonia? Pareciese que lo que Jeremías escribe al pueblo como mensaje de Dios, es más parecido a una ironía, una tomada de pelo, una burla, o un chiste de muy mal gusto. Pero no hay dudas, Dios no solo que se lo está pidiendo, se lo está ordenando. No lo sugiere, lo hace en tono de exhortación. Ese es el precio que hay que pagar por ser luz del mundo. Por medio de la ley del contraste se puede resaltar la gloria de Dios. ¿Cómo conocería el mundo antiguo al Dios Todopoderoso si este no se glorificase por medio de hombres y mujeres que intercedan en un mundo en tinieblas? Haz planes hoy mismo de implementar esta verdad en tu tiempo de oración. Tienes que dejar una marca distintiva en tu pueblo, en tu país, tienes que hacer que la unción del Espíritu Santo descienda y sea implantado allí el reino de los cielos.

 

2. LA SITUACIÓN POR LA QUE ESTÉ PASANDO NOS AFECTARÁ DE MANERA DIRECTA A NOSOTROS Y A NUESTROS HIJOS

Si somos indiferentes a este llamado, sufriremos las consecuencias en nuestras familias, en nuestros sitios laborales, en los colegios y universidades, y en todos los lugares públicos y privados. La sociedad está compuesta de muchísimas familias, y una de esas familias es la tuya. Que tu familia es especial, no hay dudas. Posiblemente todos o la mayoría tienen al Rey de reyes en sus corazones. Pero, justamente ese es el punto, hay que demostrarlo. ¿Podremos salir ilesos de la degradación por causa del pecado que nos rodea si dejamos que esta avance sin hacer nada? ¿Podremos eludir la realidad de que somos sal de la tierra para que esta no se corrompa aun más? Recuerda que las relaciones son inevitables y sumamente necesarias y tu cónyuge, novio, novia, hijo, hija, seres queridos se relacionarán con gente que precisamente no tienen los mejores corazones y las mejores intenciones, y serán afectados negativamente si eres pasivo y reactivo. Dios ya no quiere que reaccionemos ante los problemas, es necesario que lo preveamos.  Todo lo contrario sucederá si en cambio somos diligentes en orar como lo ordenó Jesús: “Venga tu reino, hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo” (Mateo 6:10) No basta que el reino de Dios se haya acercado, tenemos que hacer que sea implantado. No es gratuito si la incredulidad de nuestro lugar aumenta, si la maldad crece. “Recuerda que solo los violentos arrebatan el reino de los cielos” (Mateo 11:12) La palabra violento del griego (biastes) significa esforzado y vigoroso. Cuando oramos por nuestra tierra y salimos de la pasividad cumplimos el plan divino. Cuando nos activamos, estamos siendo esforzados y el cielo también se activa, pero cuando nos dormimos en los laureles de salvación personal y familiar el reino de las tinieblas encuentra una brecha y avanza.

3. DEBEMOS TAMBIÉN PEDIR POR LAS AUTORIDADES PARA QUE DIOS LES DÉ SABIDURÍA PARA GOBERNAR CON JUSTICIA (DANIEL 2:21)

A. No podemos quedarnos quietos ante los terribles sucesos que se ven a diario.

Mucho se habla de la democracia que significa: “El gobierno del pueblo”, pero no solo se puede cambiar por medio de la votación a los que nos presiden, nosotros conocemos un poder superior. Sí, es Dios quién pone reyes y los saca, si clamamos a Él y le obedecemos, la mentalidad de la nación también cambiará y los gobernantes elegidos serán de un corazón conforme al corazón de Dios. No podemos permitir que los gobiernos de turno promuevan prácticas que nieguen la existencia de Dios y desafíen Su santidad. La legalización del aborto, la aprobación de la adopción para parejas del mismo sexo, entre otras tantas leyes que se promueven son aberraciones delante de los ojos de Dios.

B. Dios nos enseña a ser sensibles al dolor ajeno.

Cuando vemos una injusticia, o una necesidad que no nos afecta directamente, hagamos un alto en el camino, también debemos orar y actuar, aunque esto demande un sacrificio especial, como hizo el “Buen Samaritano” (Lucas 10:33)

C. Ser luz en medio de la oscuridad.

Tiene que evidenciarse un contraste entre nosotros y el mundo. Para contrastar hay que brillar. Estamos aquí, pero no somos de aquí. ¡Demostremos que somos embajadores de los cielos!

4. ROGAD POR ELLOS, ORAD POR ELLOS

A. Lo mínimo que podemos hacer es orar.

La oración es un arma poderosísima, pero solamente orando no pienses que ya cumpliste la gran comisión. Es lo mínimo que se puede hacer. La oración te encenderá el corazón y te será impartido del cielo el latido del corazón de Jesús por los perdidos.

B. Qué interesante y profundo: “Porque en su paz tendréis vosotros paz”

Dios conoce las intenciones del corazón por eso le dio este tremendo mandamiento a Israel. Es un verdadero desafío tener paz con los impíos, con los que nos hacen la guerra. Y como Dios   sabía con los bueyes que araba los preparó formando su carácter, porque además tenían que estar setenta años en Babilonia. “Seguid la paz con todos” Nos exhorta también el autor del libro de Hebreos (Hebreos 12:14). Es que justamente, seguir la paz con todos nos garantiza sanidad interior y éxito en las relaciones, evita rencillas, evita divisiones, promueve la unidad y lleva a una comunidad a pesar de sus diferencias, a avanzar. ¿De qué le hubiera servido a Israel vivir en una relación de fricción con los babilónicos? Sin dudas, absolutamente de nada. Las deudas se cobran o se perdonan. Tener paz es decidir sembrar perdón y nos garantiza una cosecha de paz.

Conclusión: Dios quiere un pueblo que sea un canal de bendición y de Su gracia y de amor en cada ciudad. Tenemos un gran reto. Dios nos ayude a cumplirlo.

Oración: Pidamos a Dios por nuestra nación y sus autoridades.

Acción: Pregúntate: en mi trabajo o escuela o donde esté presente, ¿cómo puedo ser un shalóm para el pueblo, para la ciudad?

 
 
 
 
  • YouTube - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Spotify - Gris Círculo